lunes, 18 de noviembre de 2019
   
 
07/03/2017
     
Dilema

"Vamos a convocar a los docentes" dijo hoy por primera vez desde que empezó el conflicto Esteban Bullrich. Antes deben levantar el paro. Cambio de estrategia? Retrocesos judiciales. La magnitud de la marcha de ayer cómo precipitadora de modificaciones.

 Ayer en la Provincia hubo dos resoluciones de la justicia favorables a los docentes: El Dr. Luis Arias dictó una cautelar ordenando al Ejecutivo que se abstenga de dictar la conciliación obligatoria en el conflicto y la Dra. María Ventura Martinez ordenó que se le devuelva a los maestros el dinero descontado en agosto por otro reclamo gremial.

  El primer punto es obvio. Ayer y hoy no hay clases por una resolución de CTERA, la conducción nacional de los docentes. En ese  marco era previsible que la justicia rechazara una conciliación dictada por el Ministerio de Trabajo de la Provincia.  El segundo fallo también complica la estrategia de confrontación del Gobierno provincial que desde muy temprano anunció que le serían descontados a los huelguistas los dias no trabajados y  pone en duda la presunta eficacia de la decisión.

  El anuncio de Esteban Bullrich es una novedad en medio del conflcto. El Ministro es un funcionario que se caracterizó mucho por su capacidad de diálogo  y  hasta aquí su silencio fue llamativo. Una pregunta sin respuesta es si el titular de Educación compartió completamente la decisión de no convocar a la Paritaria Nacional. Varios indican que no y además -señalan- hubo diferencias de estrategia con Horacio Rodriguez Larreta y María Eugenia Vidal.

  Bullrich negoció paritarias durante muchos años cómo Ministro de Macri en la  Capital  y siempre comenzaron las clases en tiempo y forma. Hoy paradojicamente también está afectada la ciudad y el Jefe de Gobierno busca explorar salidas y soluciones. En La Plata ocurre lo mismo. La negociación con Baradell nunca resultaba sencilla pero empezar sin el paraguas nacional era un previsible prerequisito de mayor conflictividad. Asi pasó.

  Sea o no el Ministro de Educación el responsable exclusivo de la estrategia - parecería que no - es en cambio el principal responsable de buscar caminos que destraben la situación. Decir "vamos a convocar a los docentes" ya implica una apertura diferente. Que el diálogo sea con los docentes trabajando es un segundo paso no sencillo pero los maestros también tienen condicionamientos.

 La magnitud  de la marcha de ayer sorprendió al Gobierno. Esperaban una convocatoria menor. También quedó claro que la apuesta de reducir el conflicto a una pelea  entre el  "malo" de Baradell y  la alta imagen de la Gobernadora no alcanzaba per se para resolver ningún conflicto.  Las dos cuestiones junto a los reveses judiciales, previsiblemente, abrieron la puerta para este llamado al diálogo de Bullrich. Hoy  hay clases en pocas escuelas por la movilización de la CGT y mañana también será un dia de baja intensidad por el Día Internacional de la Mujer. El jueves ya estará mas claro si el anuncio del Ministro sirvió o no para bajar la alta conflictividad presente.