domingo, 17 de noviembre de 2019
   
 
23/02/2017
     
Lilita Diputada

En la Coalición Civica indicaron ayer que el gesto máximo de Carrio en la Provincia es encabezar la lista de diputados y bajarse de la pelea por la Senaduría, pero no se va a su casa y tampoco se queda en Capital. Los tiempos. Macri decide.

 Una buena y una mala para el Gobierno ayer desde gente muy cercana a Lilita,  que incluso había compartido con ellla el fin de semana en Punta del Este: "esta muy dispuesta a hablar y negociar, no quiere imponer nada. Mas aún, acepta encabezar la lista de Diputados de Cambiemos en la Provincia". Este es el dato nuevo. Siempre había  dicho hasta aquí que luego de 20 años su tiempo en la Cámara Baja había terminado y su objetivo era el Senado. 

  La cuestión es harto compleja para Macri, Vidal y Durán Barba porque mide el doble de cualquier otro candidato de Cambiemos pero tiene también una independencia politica que incomoda notoriamente al PRO, particularmente a la Gobernadora que quiere dirigentes alineados a su gestión y sin tanto perfil propio. Durán Barba, desde lo comunicacional,  también prefiere candidatos menos notorios que Carrio para permitir mayor protagonismo de Vidal.

  En este esquema el PRO tiene mayor margen para elegir la dupla de Senadores (falta saber si Carrió levanta su veto a Jorge Macri) pero hay también dos elementos preocupantes:

       -----  En campaña tendrá un presencia política mucho mayor a la deseada por el macrismo que ya debe convivir con sus permanentes condicionamientos.

      -----  Eligiendo la provincia genera un doble problema para Horacio Rodriguez Larreta,  porque se queda sin la candidata que potencialmente mide mejor y  habilita además la participación de Martín Lousteau  el menos deseado de los adversarios.


   Anunciando que acepta bajarse a Diputados Carrio hace otro gesto para el Gobierno y espera que el punto se resuelva en la primera semana de abril. Cualquier decisión tendrá costos para Macri y la Gobernadora. Si aceptan, la dueña de la campaña será ella y estarán generando una aliada con mayor poder y su histórica independencia política; si rechazan la oferta los problemas por venir tampoco son sencillos de mensurar.