lunes, 18 de noviembre de 2019
   
 
02/02/2017
     
La Sociedad

Bancarios y Docentes cerca de Juan Carlos Schmid. El alineamiento que endurece posiciones en la CGT y debilita a los sectores mas dialoguistas con el Gobierno. Las decisiones del Ejecutivo que facilitaron este acuerdo provisional.

 El titular de Dragado y Balizamiento y por largos años copiloto de Hugo Moyano en la conducción de la CGT fue siempre menos dialoguista que sus compañeros del triunvirato ( Carlos  Acuña y Héctor  Daer) pero los complejos equilibrios internos siempre acturaron cómo contrapeso al momento de definir determinadas medidas. Ahora dos decisiones del Gobierno en materia gremial fortalecen su posición frente al Consejo Directivo y ratifica su decisión de avanzar en medidas de fuerza.

  La primera es el anuncio de Esteban Bullrich de dar marcha atrás con la paritaria nacional docente que funcionaba cómo piso para los maestros de todo el país y era un logro de CTERA de la última década. Sin este acuerdo indican que otra vez se puede repetir el histórico atraso salarial del sector en varias provincias. Sobre el punto los maestros ya avanzan con una medida de fuerza en todo el país si la decisión no se modifica y el titular de ATE "Cachorro" Godoy fue claro en ese sentido "No toda la conducción de la CGT me merece la misma opinión pero confío ampliamente en las posiciones del compañero Schmid" El moyanista, recordamos, fue siempre el mas proclive a dialogar con otras organizacioines sindicales y los movimientos de trabajadores  desocupados.

  Sergio  Palazzo de Bancarios no integra el Consejo Directivo de la central obrera por sus posiciones mas críticas que el resto de los delegados. Su gremio había logrado un acuerdo paritario con la patronal que no fue homologado por el Ministerio de Trabajo y la decisión espiralizó el conflicto y hoy esta pendiente la posibilidad de un nuevo paro 

  Docentes y bancarios al borde de dos conflictos de carácter nacional. La CGT no podía mirar para otro lado en sectores de mucha repercusión social y son la llave para que Juan Carlos Schmid pueda endurecer su posición. No son los únicos reclamos: Esta pendiente el tema de los Gráficos de Clarín, los metalurgicos de Bhangó y las suspensión de mecánicos de un par de automotrices. Es cierto que hay otra dirigencia cegetista que mantiene un buen nivel de diálogo con el Gobierno y tiene en cuenta el apoyo ecónomico oficial para la complicada situación financiera de sus obras sociales, pero esta vez parece mucho mas difícil poder evitar la decisión de los mas críticos de avanzar con medidas de fuerza mas contundentes.