lunes, 18 de noviembre de 2019
   
 
30/01/2017
     
Presente y pasado

Que salario se discute en la paritaria 2017? Lo que viene o lo perdido en 2016? CGT y CTA pretenden recuperación. El Gobierno quiere mirar hacia adelante. Diferencias en Provincia y Nación. Advertencia de Federico Salvai. Bancarios y Aguas Gaseosas.

   El Jefe de Gabinete de María Eugenia Vidal fue explícito esta mañana en torno a la cuesión salarial " Ya hemos acordado con muchos estatales un tope del 17 % y a partir de allí una cláusula gatillo si la inflación supera ese límite. Todavía no se discutió el tema con los docentes, esperemos que no se politice la cuestión"

   El funcionario sabe de lo que habla. Por los posicionamientos previos nada indica que sea sencillo el punto de coinciencia con Roberto Baradell y los otros dirigentes del gremio. El primer punto de discrepancia es el siguiente: El Gobierno supone que la dureza sindical obedece a una cuestión política y los maestros dicen que que no, que solo se trata de recuperar lo perdido. El cálculo gremial habla de una merma del poder adquisitivo del 8-9 % el año pasado. Vidal, Salvai y Lacunza tienen otra posición: "Este es una año de inflación a la baja y estamos ofreciendo un 17 %. Cómo reaseguro tienen la cláusula gatillo".

 El problema, desde el sector docente, no es tanto el presente cómo el pasado. El Gobierno, en La Plata y Capital Federal, les dice "miremos para adelante"

 La negociación con los docentes, cómo siempre, sera muy tensionante. Porque empieza un poco mas tarde que el año pasado y cuando no hay acuerdo  aflora la incomodidad sindical,  el malestar de los padres y  de estrategas de campaña que nunca quieren estos contratiempos en años electorales. 

  El nivel de conflictividad con los docentes y la CTA siempre ha sido mas alto para el Gobierno, pero atención que Luis Barrionuevo reclamó lo mismo que los maestros: "Gastronómicos cerró el año pasado con un aumento del 34,6 % y la inflación fue del 41. Primero discutamos lo perdido y luego vemos lo de este año".  El ex menemista tiene un problema no menor que puede condicionar sus reclamos: su sector fue uno de los mas afectados por la recesión y los puestos de trabajo perdido se cuentan de miles en bares y restaurantes. Nunca es sencilla una negociación paritaria en ese marco económico.

  Desde la Asociación Bancaria se aguarda alguna respuesta gremial esta semana a la decisión de Jorge Triaca de no homologar el acuerdo cerrado entre el gremio y dos de las tres patronales. El  Gobierno explica la decisión señalando que el monto acordado estaba por encima de lo imaginado para evitar que se dispare la inflación. El sindicato evalua aportar dos datos al debate: Apuntar que los aumentos de nafta y luz también son inflacionarios y señalar que ya hay otras organizaciones gremiales con acuerdos homologados muy por encima del 17%.
   
 El Sindicacato de Aguas Gaseosas, por ejemplo, firmó el viernes un convenio con el 35 % de aumento. La discusión en torno a lo perdido el año pasado, mas los conflictos de la UOM, automotrices y gráficos hicieron que la conducción cegetista suspendiera las reuniones que venía sosteniendo con Mario Quintana. El jueves de esta semana hay reunión del Consejo Directivo y otra vez los sectores mas duros insistirán con el reclamo de un Paro General.