miércoles, 20 de noviembre de 2019
   
 
24/11/2016
     
Movimiento

El importante acuerdo de ayer del Gobierno con los dirigentes sociales se alcanzó por una transferencia de 30.000 millones de pesos. Mario Negri aclaró que no implica un mayor costo fiscal. Traslación de partidas. Las decisiones de Marcos Peña. El rol de Emilio Monzó. Pérsico agradecido.

   El diputado radical contó esta  mañana un detalle fundamental de la negociación con los Movimientos Sociales:  No significa un nuevo incremento del gasto público. Los recursos asignados ya están en el Presupuesto y será el Jefe de Gabinete quién determine que partidas modifican su destino para atender del acuerdo de ayer. La aclaración trata de generar calma en un sector pero lleva incertidumbre a otros:

                                                                                                                          --- Relativiza  el notorio malestar de los sectores mas ortodoxos de la economía (Broda, Espert) quienes anticiparon  que lo anunciado sería financiado con mas deuda o emisión. 

                                                                                                                           --- Coloca en estado de alerta a gran parte de la administración hasta determinar que presupuesto será recortado para poder cumplir con lo firmado por Stanley y los dirigentes sociales. En este sentido el sector mas preocupado es Ciencia y Técnica. Sus recursos ya habían mermado y lograron recuperar parte luego de una dura negociación. Ahora la urgencia vuelve a colocarlos en un lugar incómodo.

   Marcos Peña deberá afrontar los previsibles tironeos internos al reasignar partidas pero  tendrá en sus manos la provisión de los  recursos necesarios para una convivencia en paz con los movimientos sociales. El reconocimiento al Gobierno de Emilio Pérsico fue expresivo : "Es de bien nacido ser agradecido, tanto con Cristina cómo con Macri, mas allá que no esté de acuerdo con su modelo" No es poco, en particular para Carolina Stanley, cuya capacidad de gestión es reconocida solo un escalón por debajo de María Eugenia Vidal. 

   El acuerdo de ayer entre el Gobierno y los movimientos de desocupados fue parte de un combo al que se añadió  la decisión de discutir Impuesto a las Ganancias y ley de emergencia en extraordinarias a partir de diciembre.  En la mañana del miércoles el Ejecutivo se asomaba al abismo. Podía perder ambas votaciones en diputados y además no avanzaba el acuerdo con los dirigentes sociales. Otra vez Monzó se movió rapído en el Congreso. Convoco a Ministros (Prat Gay, Frigerio), sentó a toda la oposición (desde Massa a Kicillof , Recalde y Bossio) y acordaron un debate mas racional para dentro de 15 dias.