lunes, 18 de noviembre de 2019
   
 
11/11/2016
     
Debilidad y fortaleza

Recambio de Ministros en la Provincia. Ascensos previsibles cómo en el caso de Salvai y Gigante en otra designación preanunciada. Rol clave para el peronista Joaquín De la Torre en Gobierno. Riesgos. Dudas en salud. Las elecciones del año que viene cómo marco principal.

 Una de las constataciones domésticas que determina la victoria de Donald Trump es que el Gobierno Nacional deberá afrontar las decisivas elecciones del año que viene en un marco de estrechez económica mas severo que el imaginado.  Y la provincia de Buenos Aires, la mas dependiente del Tesoro Nacional,  una de las mas afectadas.  En este contexto María Eugenia Vidal designó  Ministro de Gobierno al peronista Joaquín De la Torre.  Federico Salvai, ahora cómo Jefe de Gabinete, se mantiene cómo el principal ejecutor de las decisiones de la Gobernadora. Roberto Gigante será el próximo titular de Infraestructura y mencionaron  un posible reemplazo de Zulma Ortiz en Salud  -la provincia dio marcha atrás con el protocolo de aborto no punible- pero finalmente nada se comunicó al respecto.

   El ascenso del ex intendente de San Miguel, mas allá de su reciente incursión cómo titular de Producción, no deja de ser llamativo. En pocos meses paso de ser un jefe comunal del massismo peronista a principal armador de Cambiemos. Es verdad que siempre tuvo un muy buen diálogo con el oficialismo, pero también  posterga a un considerable sector de  dirigencia propia y aleja mas a la UCR de lugare sensibles en el ejercicio del poder en la Provincia.

  El trabajo que le espera a De la Torre puede definirse de diversos modos, menos cómo sencillo. Hoy potencialmente su Gobierno está enfrentando a Sergio Massa y Cristina Fernández. El primero es el responsable de una derrota histórica del kirchnerismo hace tres años y la ex presidente tiene una  alta imagen negativa pero también una alta fidelidad del voto propio que le permite ser muy competitiva en elecciones parlamentarias. La apuesta del flamante Ministro político será intentar pescar en el atomizado mundo de los intendentes del PJ. Hoy conviven en distintos grupos ( Esmeralda, Patria, Fénix) y la mayoría no está cómodo  con una eventualidad continuidad del liderazgo de CFK.

   Cuando hace algunos meses fue designado en Producción dijo "seguramente detrás mío habrá otros intendentes que se sumen a Cambiemos". Hasta aquí la predicción no se cumplio. Habrá que ver cuanto puede su nuevo rol en la modificación de eventuales decisiones.  Mas allá del Ministro, su  problema principal  es el marco en el que asume.  Las provincias en general y los municipios en particular no son islas. Un economía que no crece y una inflación que baja en cuenta gotas no predisponen a ningún intendente a abrazarse al oficialismo. 

   Mas allá de lo que pueda hacer De la Torre para acercar peronistas  la estrategia electoral  afrontará otras dos cuestiones sensibles:

               1) Elisa Carrio: Quiere pelear en la provincia en contra de los deseos de la Gobernadora y toda la conducción del PRO? Disputa una interna que puede ser compleja o se baja de la confrontación en función de la  frágil estructura de Cambiemos?

                2) María Eugenia Vidal es su bandera principalísima con 60 puntos pero no puede ser candidata. Se transfiere o no tanto respaldo al candidato que se elija para Diputado o Senador?

   La Gobernadora llegó a La Plata sin deudas  de tipo político y no hay  demasiado margen  para objetar decisiones. Ante algun reclamo en torno al origen PJ del Ministro se recordó rápido que con Emilio Monzó habían  transitado un camino parecido. Otro  peronista - en este caso del interior - que fue clave en el armado de la estructura provincial que pudo derrotar a Aníbal Fenández. Si antes funcionó - dicen- porqué no ahora? 

  De la Torre Ministro. Abogado católico. Vinculado a sectores conservadores de la Iglesia. Integrante de la CD de San Lorenzo que presiden Lammens y Tinelli. Ex técnico de la Primera división de Regatas Bella Vista. El año que viene va a examen. Algo dependerá de su capacidad de gestión. Mucho de lo que pase en Balcarce 50.