lunes, 18 de noviembre de 2019
   
 
19/10/2016
     
Maria Eugenia

Macri, Peña y Durán Barba indican que Vidal será la figura decisiva de la elección que viene en la provincia. Freno a aspiraciones de Carrio. Mas exposición para Facundo Manes. La mirada sobre la compleja interna peronista. El auxilio a los intendentes urgidos de fondos para pagar aguinaldos. Dudas sobre el bono.

  La Gobernadora no puede ser candidata frente a CFK, Massa, Scioli o Randazzo pero será la bandera principal y exclusiva del oficialismo. Lógica pura. Tiene una imagen muy alta, mayor que la del propio Presidente, logró avanzados acuerdos de gobernabilidad con la oposición y lidera una desigual pelea contra la histórica corrupción de la policía bonaerense.  La estrategia es ella. Y los candidatos, hombres o mujeres, ajustados a un claro protagonismo secundario.

  En la dirigencia PRO el tema está muy claro. Jorge Macri, Esteban Bullrich o Carolina Stanley - nombres posibles - reconocen y aceptan la situación con comodidad. El intendente de Vicente López, por ejemplo, ya planteó evitar las PASO para que Vidal tenga las manos libres en el armado de listas. También en este sentido debe leerse una nueva aparición pública junto a la Gobernadora de Facundo Manes. El neurológo es nacido en Rojas, provincia de Buenos Aires, tiene un paso juvenil por la UCR y ya es asesor de la Gobernación. Hace unos años estuvo muy cerca de Ernesto Sanz y hoy se multiplican sus chances cómo opción electoral. El combo  imaginado tiene lógica: Cientifico de prestigio internacional, ajeno a la tumultuosa política bonaerense de la mano de la dueña de la mejor imagen del país.

  El esquema imaginado tiene hoy una piedra en el camino y es Elisa Carrio. Hace rato que se radicó en la provincia y su política puntual del último año tuvo dos objetivos muy claros: Denuncias contra la bonaerense y su jefe Pablo Bressi - nunca saldadas - y señalamientos en el mismo sentido hacia Daniel Scioli. Mas aún, respaldó siempre públicamente a Emilio Monzó - alejado del Jefe de Gabinete - y reclamó mas espacio en el Gobierno de Cambiemos para su Coalición Civica y la UCR. 

  Si Lilita desiste del intento en la Provincia - por una decisión política o cuestiones de salud - el armado oficial no tendrá tropiezos. Si la opción es distinta y Carrió insiste con su candidatura - senadora o cabeza de lista en diputados - habrá problemas mas difíciles de resolver. Sus dudas sobre Pablo Bressi y el narcotráfico, sus denuncias contra Jorge Macri o Daniel Angelici podrían ser parte de un escenario preocupante para el oficialismo.

  Al margen de lo propio, el oficialismo mira con atención lo que sucede en la vereda de enfrente.  La posibilidad de un peronismo que se presente en tres o mas opciones ( CFK, Massa y eventualmente Randazzo) es el escenario que mas le conviene. La alternativa de unidad en el PJ hoy no parece demasiado posible pero podría convertirlo en un adversario mucho mas competitivo.

  En temas de gestión el Gobierno de La Plata enfrenta esta semana dos temas sensibles: El pedido de auxilio financiero de cuarenta intendentes (mayoría de Cambiemos) para poder afrontar el pago del aguinaldo y la posible exigencia de un bono por parte de los estatales.  Para el primer reclamo (10.000 millones) el Ministerio de Hernán Lacunza podría recurrir a fondos propios, pero ya se anticipó que no hay reservas para  el pago extra que hoy negocia Nación con la CGT y empresarios. Si hay acuerdo en este ámbito Prat Gay deberá asistir otra vez a a la Gobernadora.