martes, 19 de noviembre de 2019
   
 
06/10/2016
     
Razonable

Juan Carlos Schmidt dijo hoy que si la oferta del Gobierno de la semana que viene no tiene estas características habrá paro general. Preocupación empresaria. Las PYMES. Interna gremial. Provincias con anuncios. Nada indica que la palabra signifique lo mismo para el Gobierno y los sindicatos.

  El punteo de los distintos referentes  no parece demasiado favorable  la concreción de una medida de fuerza. Declarativamente los mas duros son Pablo Moyano y Sergio Palazzo  de Camioneros y Bancarios junto a Omar Plaini y  Miguel  Diaz de Canillitas y UDA. Los dos primeros tienen el respaldo de muchos afiliados atrás pero los otros pertenecen a gremios mas reducidos y menos peso de negociación. Al margen de los cuatro no hay - por lo menos públicamente- otros secretarios generales impulsando el paro de manera contudente. Del otro lado los moderados parecen mayoría. En el medio la conducción (Schmidt, Daer, Acuña) trata de mantener el difícil equilibrio conseguido tras una prolongada división. De todos modos, cómo dijo hoy Plaini "si esto fuera ajedrez el Gobierno tiene  las blancas. Les toca mover. Depende de lo que digan será nuestra respuesta"

 La situación no es sencilla para el Gobierno. Es cierto que la semana pasada consiguió desactivar gran parte del reclamo principal que era la recomposición paritaria, pero los últimos dias fueron  muy trajinada en cuanto al posible Bono y su monto específico. Acerca del sector público el Estado Nacional dejó trascender valores muy limitados ( $1500) y solo para jubilados y trabajadores de categorias inferiores. Los cálculos de lo que significaría la erogación no están terminados pero cualquier pago extra preocupa. En idéntica línea está María Eugenia Vidal, que tiene en los estatales bonaerenses un frente de conflicto permanente. Juan Manuel Urtubey, en cambio, anunció rápido que abonará un dinero extra en tres cuotas a partir del próximo mes.

  Pablo Moyano dijo  "no aceptaremos migajas"  Dos mil pesos significan eso? Nadie habla de cifras exactas, pero los mas críticos imaginan una recomposición de por lo menos $.4000 para pensar en un desestimiento de la medida de fuerza. Los 2000 señalados no son una arbitrariedad. Es lo ofrecido por la patronal de empleados de compercio al gremio de Cavalieri para completar su paritaria de 6 meses: 15 % de aumento mas el bono señalado. El sindicato todavía no respondió.

    El sector privado tiene condicionantes similares al estatal. Un grupo de empresas grandes señaló ayer que ellos  están dispuestos a pagar un bono pero no es el caso de miles de empresas chicas y medianas que soportan una recesión y caída de ventas muy dura desde comienzos de año. Los datos macro de ayer convalidaron el escepticismo con nuevas caídas del consumo,  menor despacho de bolsas de cemento y  baja de la producción automotriz.