lunes, 18 de noviembre de 2019
   
 
06/09/2016
     
Los límites de Macri

Respuestas críticas de la CGT al anuncio del Presidente señalando que no habrá reapertura del paritarias. También hubo dureza con Massa, que sumo en su contra otra denuncia de Carrio y preanuncia tormentas en la relación del Frente Renovador con el Gobierno.

 "Nos están obligando a tomar medidas" dijo Carlos Acuña, el hombre de Barrionuevo y triunviro  de la nueva central obrera junto al moyanista Schmidt y el massista Héctor Daer. Ayer ya habían sido muy criticos Pablo Moyano y Pablo Micheli calificando de "provocadoras" las declaraciones de Mauricio Macri sobre su negativa rotunda a volver a discutir salarios antes de fin de año.

   Las palabras del Presidente pueden entenderse en la necesidad imperiosa que tiene el Gobierno por empezar a poner en caja la inflación y darle cierta previsibilidad a la economía y al presupuesto para el año que viene. Para este 2016 se había indicado que el aumento de precios iba a estar en torno al 25 % y se pretendía que las alzas salariales no superaran el mismo rango. Pura ilusión. El Gobierno fue el primero que acordó con los docentes paritarias de casi el 35 -para poder empezar las clases- en marzo y la inflación julio - julio superó el 40 % con comodidad.

   Una nueva negociación, es cierto, significa otra marcha atrás en el intento por acomodar variables, pero el problema principal es que el Gobierno no pudo o no supo frenar la escalada inflacionaria y los salarios haen quedado notoriamente retrasados. No hay un reclamo gremial por mayor poder adquisitivo, apenas un intento por recuperar parte de lo perdido. 

   El discurso oficial del Presidente en la Argentina  siempre es otro: Convocatoria al diálogo, trabajo conjunto y proyectos comunes. Mensaje mas adecuado para una sociedad que no la pasa bien entre despidos y sueldos que no alcanzan.  No había espacio para un anuncio mas conciliador? Para una reunión donde el Presidente escuchara razonables reclamos de dirigentes que el viernes pasado pusieron en la Plaza de Mayo 200.000 personas manifestandosé contra el ajuste? Nadie en el Gobierno avizora algún puente con representantes de una sociedad disconforme?  No sirve el ejemplo de las tarifas de Gas, donde se paso de no escuchar a nadie a un fallo de la Corte que pidió "razonabilidad" y exige explicaciones detalladas sobre las medidas que se toman?

   En materia política también hay un detalle llamativo en la decisión del Presidente. Es cierto que Cambiemos dice que no quiere asemejarse a nada de lo viejo, pero hoy el Ejecutivo aparece enfrentado con todo el abanico de la dirigencia sindical y  esto nunca es demasiado habitual en la política argentina.  Las privatizaciones de Menem lo llevaron a duros enfrentamientos con estatales y Moyano, pero la CGT de Rodolfo Daer - hermano del actual- y Barrionuevo nunca se alejó del calor oficial.  CFK también chocó con el camionero, pero siempre resguardó su vínculo con Antonio Caló y otros. Mauricio Macri pareciera no tener hoy a nadie demasiado cerca. Menudo trabajo para Jorge Triaca.  

   Lo que viene parece cómo previsible. La primera reunión de la nueva conducción de la central obrera es el próximo viernes 23 y allí esperaban Hugo Yaski y Pablo Micheli que se tomara alguna decisión que permitiera un paro general conjunto de la CGT y las CTA. Hasta aquí no parecía tan seguro. Juan Carlos Schmidt había dicho que no descartaba nada pero también indicó "Después del paro, que?"   Ahora, la frase de Acuña ("Nos están obligando a tomar medidas" ) pareciera facilitar la confluencia.