domingo, 17 de noviembre de 2019
   
 
01/09/2016
     
Consecuencias

Hugo Haime indicó hoy que volvió a caer la imagen del Presidente y del Gobierno luego de un muy complicado mes de agosto. Las cifras son reflejo de la baja en la actividad industrial y construcción y crecimiento del desempleo.

 
   Tiene un opinión favorable del Gobierno el 40 % de la población y llega al 42 % quienes se manifiestan de la misma forma en torno a la figura del Presidente de manera exclusiva. En el caso de Macri la caida es de un 2 - 3% respecto al mes de julio.

    El otro dato que aporta el trabajo que finalizó ayer indica que también bajó el porcentaje de "adherentes incondicionales" a Cambiemos. Era del 20 % y ahora es del 14. El punto es importante porque también explica el posicionamiento hoy de figuras cómo Sergio Massa o Margarita Stolbizer. Hugo Haime divide la sociedad en cuatro segmentos bien diferenciados: Oposición dura, Oposición blanda, Adherentes incondicionales y los mencionados en el primer grupo. La franja de oposición mas crítica sigue estacionada en un 29 - 30 % y en cambio crecen los que se autodefinen cómo Adherentes críticos u oposición blanda.

   María Eugenia Vidal, Margarita Stolbizer y Sergio Massa son en ese orden los tres dirigentes con mejor imagen. Haime explica que no es casualidad. La diputada del GEN y el tigrense son quienes mejor encajan en ese colectivo de oposición blanda o adherentes críticos.

   Los números de agosto son previsibles. El propio Gobierno indica que el comienzo del segundo semestre marca su peor momento en materia de indicadores socioeconómicos sosteniendo  que a partir de ahora la tendencia debería revertirse. Escencialmente lo mas preocupante ha sido la caída de la actividad industrial, de la construcción (cómo nunca en 14 años) y la consiguiente alza del desempleo. En el pasado encuentro PRO de San Juan,   Durán Barba señaló en tono triunfalista que nadie en el mundo había sostenido su imagen cómo Mauricio Macri  tras las reformas estructurales instrumentadas desde diciembre.  La certeza parecería no estar tan firme hoy. 

  No hay mediciones sobre cómo recibe la sociedad las permanentes diferencias de Carrió y el Gobierno pero la cuestión está claro que no ayuda. Lo mismo ocurre con las opiniones divergentes entre el Ministro de Hacienda y el Presidente del Central. En este caso el tema puede ser menos masivo incluso que las peleas de Lilita, pero es vital para el mundo empresario, donde varios indican con seguridad que el Presidente es mucho mas cercano a la posición de Sturzenegger que de Prat Gay. 

  Se puede revertir la tendencia? En el Gobierno imaginan que el anunciado freno a la inflación puede ser el mejor punto de partida. Mas allá de esto, Hugo Haime no intuye demasiados cambios  "Es una gestión con características muy determinadas y no es fácil percibir alguna modificación de rumbo"