lunes, 18 de noviembre de 2019
   
 
25/07/2016
     
La pelea

Al Presidente no le gusta nada la sátira de Showmatch. La pelea por la AFA cómo causa desencadenante. Costos y riesgos. Final incierto. El rol de Clarin. El acoso a Tinelli vias redes sociales

 
   "En Showmatch se me satiriza de mala manera. Es increíble que Tinelli se ofenda porque 30.000 tuiteros lo criticaron"

    El Mauricio Macri del fin de semana resulta mas sincero que el del jueves, cuando en un tono políticamente correcto había dicho  "no siempre, pero a veces miro el resumen del programa y me resulta divertido".  Pablo Avelluto, Ministro de Cultura, había dado otra respuesta de manual " Es humor, nada para objetar ni enojarse"

    El díalogo con Morales Solá muestra otra cara, mas visceral.  Con sinceridad, nadie está cómodo con el humor a costa de uno mismo. La sátira es un mecanismo por el cual se exacerban las características físicas o de discurso del elegido y el resultado transita siempre las orillas del ridículo. Quién puede aceptarlo con naturalidad? Mauricio Macri menos que muchos. Cómo empresario, exitoso Presidente de Boca y Jefe de Gobierno porteño jamás estuvo en el rincón de los señalados. Ahora si. Y nadie sobrevelleva ese lugar con comodidad.  Freddy Villareal, dueño del muñeco Macri,  lo muestra con el tono de un niño rico de zona norte y en una pelea desigual contra las estufas en el invierno mas frío de los últimos 30 años. 

    Enojarse con Tinelli, a priori, no parece el mejor camino. Humor político hay en la Argentina desde hace docientos años -literal- y nunca funcionó la receta de la confrontación. La plataforma para la sátira contra la dirigencia puede ser un diario ( recordar hace no mucho el enojo de CFK con Menchi Sábat en Clarín), revistas (Primera Plana contra Illia o Humor versus dictadura militar) el teatro de revistas de los 60 o 70 y el Tato Bores de siempre en TV durante 30 años.  En Showmatch tampoco es novedad. Néstor Kirchner aborrecía la posibilidad de ser sujeto de risas ajenas y nunca estuvo en la picota. Sin embargo siempre le facturó a Tinelli el encumbramiento de De Narváez en el 2009 que lo llevaron a su histórica derrota frente al "Colorado". CFK en cambio no la pasó bien en algunos momentos y mucho menos Jorge Capitanich luego de frustrar  llegada  del conductor multitasking a la comercialización de Fútbol para todos. 

    El malestar de Macri tal vez obedece a suponer que con él iba a ser diferente. Error. Tiene una relación personal con Tinelli desde hace mucho, empatía generacional  y además durante su gestión en Buenos Aires el Banco Ciudad fue el principal sponsor de San Lorenzo de Almagro.  Todo es cierto, pero también es verdad que el Presidente nunca quiso que el control del fútbol pasara ni por Moyano ni por Tinelli.  Tambien resultaba harto previsible la reacción de los damnificados: El primero elevando el nivel de confrontación gremial. El segundo prometiendo que "en el segundo semestre primero llegan las vacaciones de julio y después la navidad"

    El conflicto entre los dos había escalado  antes de la catarsis del Presidente. Al día siguiente de la primera aparición, Tinelli reclamó  por miles de tweets que lo hostigaron vias redes sociales. Enojado habló con Marcos Peña que previsiblemente desmintió cualquier participación oficial en el hecho. Ayer Macri, en el mismo camino dijo que se trató de " 30.000 militates del Pro que de manerta individual manifestaron sus quejas". En Ideas del Sur tienen otra opinión y dicen contar con pruebas: Para ellos no hubo un accionar aislado sino una estrategia de intimidar y por eso el malestar.

      Anticipar el final resulta complejo pero hay dos elementos a tener en cuenta:

                                                                                                                                                 a) El Interventor designado en AFA es Armando Perez. Para los sueños de Tinelli no hay cabida por ahora. Habilita el detalle a que se profundice la caricatura del Presidente?

                                                                                                                                                   b) El conductor de Showmatch es un contratado de Canal 13 y el Grupo Clarin esta particularmente interesado en negociar  con el Gobierno de Macri el futuro tútbol televisado.  Puede el dato morigerar en algo esta sátira del incordio?