miércoles, 20 de noviembre de 2019
   
 
19/07/2016
     
Gol de Macri

Armando Pérez será el normalizador de la AFA. Logro del Presidente que no quería a Moyano ni tampoco a Tinelli controlando el fútbol argentino. Fernando Marín primera opción. Derechos de TV para Turner o Clarín? El socio de Santo Biasatti.

  Apenas comenzó a disputarse la herencia de Grondona por la jefatura del fútbol se señaló acá, por infidencia de un dirigente PRO, que Armando Pérez era el preferido por Mauricio Macri. En ese momento parecía imposible. Luis Segura pretendía seguir y junto al Secretario General de la CGT y el conductor de Showmatch eran los grandes candidatos. El cordobés ni siquiera tenía los avales necesarios para anotarse en la carrera.  Su relación con Macri había empezado con alguna consulta suya  a quien era presidente de Boca antes de decidirse a pelear el control de Belgrano de Córdoba. 

   En todo este último largo año sobrevinieron los horrores institucionales (elección a Presidente fracasada por un conteo donde hubo mas votos que candidatos) y los fracasos deportivos (renuncia de Martino, selección olímpica sin recursos ni jugadores). La profundización de la crisis obligó a la llegada de la FIFA, propiciada por el propio Gobierno Nacional  y a este desenlace ayer anunciado: Comite de Regularización de la AFA encabezado por Armando Pérez. El segundo será Javier Medín, otro del riñón futbolero de Macri puesto que fue durante 10 años su asesor legal en Boca.

    Dicen algunos que el Presidente tenía incluso un hombre mas cercano cómo primera opción. Era Fernado Marín, pero FIFA declinó la propuesta justamente por ese detalle: demasiada cercania con el poder político local.  Armando Pérez, sin embargo, conforma a pleno y además el dato central es lo que sucede de manera colateral. Su nominación corre de escena a Hugo Moyano y Marcelo Tinelli. Estuvo claro desde siempre que Macri no lo quería al dirigente camionero en AFA. En la mirada lógica del Gobierno, controlar  el fútbol y gran parte del movimiento obrero significa demasiado poder concentrado en una misma persona. 

    Con Tinelli había menos prevenciones pero tampoco lo querían allí. Las disputas en este caso habían pasado por otro lado:  visita de Scioli antes del ballotage al margen de lo acordado y un humor mas corrosivo de lo imaginado tensaron el vínculo. El conductor  tampoco hizo silencio y denuncio un ataque del Gobierno en su contra a través de las redes sociales. 

   La historia no termina con la designación de ayer de Pérez. Su gestión tiene un plazo de un año y en teoría no puede presentarse luego cómo candidato a presidir AFA. Los marginados de hoy podrían reincidir, pero se supone que otro será el marco y las condiciones. 

   Mientras tanto se acelera el final de Fútbol para Todos. Una de las primeras medidas de la gestión Pérez es resolver que pasa con la venta de los derechos de la televisación. La pelota y el espectáculo no son temas ajenos para el flamante interventor. Es cierto que empezó su carrera empresaria con TSU Cosméticos y un innovador sistema de venta directa, pero luego transitó otras experiencias comerciales. En los 90 compró radio Del Plata donde su Gerente General era Santo Biasatti. Juntos administraron luego el teatro Regina y adquirieron  los derechos para comercializar la NBA en nuestro país.                                                                                                                                                                                                                                                                            Ayer volvió a mencionarse  a la CNN de Ted Turner cómó gran candidata a la compra. Los americanos agregarían al paquete la adquisición de Telefé como canal abierto.  La negociación parecía cerrada en marzo y luego se enfrio. Ahora habría recuperado impulso.  Clarín  es la otra gran posibilidad de compra y de manera explicita indican que les incomodaría mucho quedar afuera de la negociación.