lunes, 18 de noviembre de 2019
   
 
01/06/2016
     
Reunión cumbre

Esta tarde encuentro clave entre los Ministros Frigerio y Aranguren y Gobernadores patagónicos por el tarifazo de gas. Para los mandatarios provinciales es decisiva. Pasa lo mismo con el Gobierno Nacional? Reclamos que se multiplican en todo el país.

 La expectativa de parte de los asistentes es enorme.  Los Gobernadores  apuestan mucho al resultado final de la cidta de las 17 hs. El tiempo empieza a jugarles en contra. Lo explicaban Weretelinek  (Rio Negro) y Gutiérrez (Neuquén) : "Estamos en un momento crítico, empezando la temporada y si esto no se soluciona  la situación social se complica. En ciudades cómo Bariloche, San Martín de los Andes y Villa La Angostura todo el mundo vive del turismo y sin una solución a mano el trabajo no aparece" Ambos representan distintos modos de negociación con el Gobierno Nacional. El primero judicializó rápido la cuestión junto a Mario Das Neves (Chubut) y rápido consiguio un recurso de amparo que frenó el aumento por tres meses, El segundo en cambio no quiso litigar contra el Ejecutivo - tiene una muy buena relación- pero aspira a que le brinden alguna solución lo mas pronto posible.


   Siendo sólo de la Patagonia el problema ya no era menor, pero creció mas allá de estos límites en los últimos dias. Los intendentes del sur de la Provincia de Buenos Aires tienen problemas similares  y en la propia Mendoza hay un notoria disconformidad con la política del Gobierno Nacional. La vicegobernadora Laura Montero habló de estanflación y el MInistro Vaquié dijo que de ningún modo la estrategia de Buenos Aires podía seguir complicando a los pequeños y medianos productores con tarifas fuera de toda lógica.

 Los números que ofrecen en la Patagonia o el sur de la Provincia de Buenos Aires ratifican este malestar. Hoteles de dos y tres estrellas que no pueden absorber aumentos de mas del 1500 % en algunos casos y los problemas a repetición en hogares, clubes y hasta pequeños templos religiosos. " La última carta que me llegó - dijo hoy Gustavo Gennusso, intendente de Bariloche- fue la de un pastor de un templo evangélico. Pagaba $350 y recibió una factura de mas de 3500" Consultado por la opción de los intendentes PRO del Conurbano (anunciaron que sus municipios se harán cargo de la tarifa de luz de clubes y centros culturales) descartó de plano la alternativa "No puedo pagar lo que gasta la Municipalidad, imposible subsidiar a terceros".

  El reclamo y la queja no se circunscribe a autoridades y comerciantes. Es un coro de toda la sociedad. La Justicia acompaña las demandas presentadas y la propia Iglesia, en reunión de obispos de la Patagonia, acompañó la búsqueda de  alguna solución razonable.

   Que pasa con los convocantes? Juan José Aranguren y Rogelio Frigerio le asignan al encuentro la misma trascendencia? Hasta aqui no parece. Es cierto que la semana pasada bajaron el aumento tarifario para domicilios particulares del 1000 al 400% pero también es verdad que a partir de allí no hubo un solo gesto mas. El Presidente Macri dijo "Hicimos lo que había que hacer" cuando fue consultado por los pedidos de Gobernadores e Intendentes y Aranguren le respondió a Katopodis que debía "respetar" lo determinado por una planilla Excel. Mandatarios provinciales y legisladores radicales que también participan de la queja confían mucho mas en la negociación política con el Ministro del Interior que lo que pueden esperar del ex Jefe de Shell. Tiene ese aval Frigerio cómo  para destrabar la situación?

  Claramente los gobernadores son los mas interesados en encontrar una solución, pero para el Gobierno el horizonte no es sencillo por dos temas:
            a) Las instancias judiciales, hasta aquí, siempre favorecieron las demandas provinciales

             b) El Gobierno está empezando esta semana una negociación clave en el Congreso por el aumento a los jubilados y el blanqueo. Puede permitirse el inicio del debate con diez provincias en estado de queja por la tarifa del Gas y la Justicia convalidando todos los amparos presentados?

    La reunión empieza a las 5 y puede ser prolongada. Nadie dice que la solución será sencilla o está a la vuelta de la esquina.