lunes, 11 de noviembre de 2019
   
 
19/05/2016
     
¿Que Veto?

La ley Anti despidos fue votada por el 75 % de los Senadores y casi el 60 de los Diputados. Cómo será el Veto de Macri? En los detalles y el momento se juega el tamaño de la respuesta sindical. Las dudas de la CGT. El empuje de los gremios estatales.

 Los números de aprobación en el Congreso no son el único elemento a tener en cuenta para mensurar lo que significa el proyecto votado esta madrugada y su posible rechazo por parte del Ejecutivo. Las encuestas conocidas en la semana indicaban que un 60 % de los consultados estaba a favor del proyecto. Escencialmente los más jóvenes, que se saben mas desguarnecidos al momento de empezar con las cesantias.

  El Presidente tiene diez dias para promulgar o vetar la ley. Lo va comunicar mañana o pasado o se tomará un tiempo de reflexión? La dirigencia gremial en conjunto  - las cinco centrales- esperan que no sea de manera urgente. Hacerlo  significaría un rechazo de plano a la mayoritaria votación del Congreso y otra mala  señal en el vínculo con  el movimiento obrero. Aguardan de mínima un análisis mas profundo de lo votado esta mañana y de máxima un veto solo parcial. Por ejemplo dejar de lado solo el item de la doble indemnización, el mas cuestionado por la dirigencia empresaria.

  José Ignacio De Mendiguren, que votó en contra del proyecto pero convive en su bloque con dirigentes gremiales cómo Héctor Daer o Facundo Moyano, dijo que no ve demasiado clima para una respuesta sindical masiva en caso de rechazo : "Es un tema que se habló la semana pasada pero me parece que perdió fuerza". 

 En otros sectores la mirada es diferente. Héctor Recalde, además de Jefe de Bloque de FPV es un veterano del mundo gremial y dijo: " Si el Presidente veta la ley, van a conocer otro veto, el de los trabajadores". Su posición es común con dirigentes cómo Hugo Yaski y Pablo Micheli que ya anunciaron su movilización ante el muy factible rechazo del Ejecutivo. En la protesta contra la decisión del Ejecutivo podrían tener un rol significativo los empleados judiciales, estatales y de la salud de la provincia de Buenos Aires que vienen sosteniendo un largo conflicto salarial con María Eugenia Vidal.

  El comportamiento de Barrionuevo, Moyano y Caló seguramente será menos confrontativo y aquí tiene mucho peso lo señalado al comienzo. Un veto inmediato y total propiciaría un mayor espíritu de queja. Uno mas cuidadoso  puede atemperar ánimos y dejar mas en soledad los reclamos de ambas vertientes de la CTA.