martes, 17 de octubre de 2017
   
 
18/05/2016
     
¿Misión imposible?

María Eugenia Vidal quiere -y necesita- modificar la Ley de Coparticipación de la Provincia. Hasta aqui no lo consiguió ningún antecesor peronista. Sus urgencias económicas.


      Es comprensible el intento de la Gobernadora por avanzar en la búsqueda de mas recursos. La situación es muy díficil. Tanto que hoy fue llamativa la comprensión que tuvo para con ella y su gestión el ex vice Gabriel Mariotto. Mas allá de lo que suceda con este reclamo por otro sistema de copartlcipar los impuestos nacionales está muy claro su mensaje principal: Se necesitan ingresos de manera imperiosa. O llegan con modificaciones a la ley o por otro camino menos ortodoxo.

   La historia de los últimos 30 años indica que este reclamo nunca prosperó por lo siguiente: Para que Buenos Aires tenga mayores ingresos debe ser a costa de alguna otra provincia y ninguna aceptará hoy un mínimo recorte a sus recursos. Felipe Solá dijo hace muchos años: "Pelear por mas coparticipación es inviable porque aquel Gobernador que resigne 10 centavos a favor nuestro no puede regresar nunca mas a su provincia". Tiene razón. Eduardo Duhalde supo lo mismo desde el inicio de su gestión y por eso le solicitó a Menem el "Fonde del Conurbano" que le resultó providencial durante ocho años. Esos recursos fueron perdiendo valor culpa de la inflación hasta transformarse en nada y de allí la histórica dependencia económica y política de Scioli respecto a los Kirchner. 

    Marïa Eugenia Vida ya conoce de esta falta de autonomía. Su indispensable acuerdo con los docentes para empezar las clases a tiempo solo fue posible por la asistencia de Nación. Esa ayuda no se traslada hoy a otras paritarias calientes con estatales, salud y judiciales y por eso debe acelerar su búsqueda de soluciones.

   El intento de la Gobernadora comenzó con las formalidades del caso. Nota a Emilio Monzó y convocatorias a los otros diputados nacionales de la provincia donde abundan representantes del FPV y el FR. Ninguno se va a oponer. Todos coinciden con la justicia del reclamo. El problema son las otras 23 provincias. Quién resignaría algo propio para un territorio que consideran el mas rico del país? Vidal sin embargo muestra otra realidad: "En promedio, hay provincias que reciben  20.000 pesos por habitante. Buenos Aires solo 5000 y tenemos  amplios sectores postergados económicamente"

   Instalar en la agenda el tema de la Coparticipación es un jugada importante, pero  cuesta imaginar algún resquicio por donde un proyecto modificatorio pueda avanzar en el Congreso de la Nación. De todos modos, mas allá del resultado, Vidal reunirá detrás suyo la voluntad de toda la provincia detrás del reclamo y además comunica a propios y extraños que  la necesidad de recursos es imperiosa.