lunes, 18 de noviembre de 2019
   
 
17/05/2016
     
Siempre Carrio

La diputada chaqueña quiere ser candidata en Buenos Aires y el dato puede ser un problema para María Eugenia Vidal. Si reaparecen sus viejos enfrentamientos con Jorge Macri y el massismo se altera la frágil construcción de Cambiemos en el distrito. Proyecto contra grandes empresas. Paciencia presidencial.

   La decisión no es nueva pero los últimos pasos consolidan la idea: Desde su chacra de Capilla del Señor y en distintos actos en el  conurbano, Carrió ratificó  su decisión de  presentarse cómo candidata en la provincia. Hay que revisar antecedentes, pero con seguridad será muy difícil encontrar otro dirigente que haya aspirado a lograr una banca en tres distritos diferentes: Chaco, Capital y ahora su intento bonaerense. En términos electorales, si  mejora su intención de voto, la opción puede ser una buena salida para Cambiemos en el principal y decisivo distrito del país.  Hasta aquí el oficialismo no tenía representantes  fuertes y atención que este también es el territorio en el que confrontarán  Sergio Massa, Daniel Scioli y posiblemente la propia Cristina Fernández de Kirchner.

  Los problemas son otros, mas domésticos. Carrió ha calificado repetidamente de "narco" al jefe del Frente Renovador, que hoy es el principal aliado del oficialismo en la administración de La Plata. Se sostiene este acuerdo ante nuevas andanadas denuncistas de la chaqueña? Jorge Macri es quien mas trabaja desde el PRO tratando de acercar  intendentes del FPV y el massismo al Gobierno provincial pero Carrió también lo ha hecho objeto de sus cuestionamientos. Que va a decir la Gobernadora si cuestionan al primo de Presidente y titular del Grupo Bapro?

   Carrió ya dijo  "quiero ver preso a Aníbal Fernández" y que llega para "desenmascarar las mafias de la provincia y los negocios de Scioli". Cómo estrategia de campaña  la dureza puede ser entendible, pero también es verdad que el Ejecutivo debe negociar ley por ley  y voto por voto en el Congreso provincial y tanto cruce acusatorio nunca es el mejor escenario para negociar  acuerdos con el FR y el FPV.

  La diputada chaqueña, además, señaló  esta semana  "Lorenzetti es en Rafaela igual que Cristina Kirchner en Río Gallegos. Todo el mundo sabe que se enriqueció de manera ilícita. Y hoy opera hablando Senador por Senador para que el Dr. Rosatti, un hombre honesto y probo, no llegue a la Corte". Pregunta. Cómo recibe esto el Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación? Lo dice una integrante clave de la Alianza de Gobierno o la misma que cada tanto anuncia desmesuras cómo indicar la última semana de febrero que "hay un golpe en marcha para el próximo 1 de marzo"?

  No fue lo único. También anunció una reeditada pelea entre Mauricio Macri y su padre por los efectos colaterales de los Panamá Papers y ayer indicó que tenía listo un proyecto apuntando a empresas con "posiciones dominantes en el mercado" y la posibilidad de solicitar su división en caso de comprobarse conductas monopólicas.

  Con el Presidente dice que todo está impecable. Lo defiende a capa y espada. Es cierto que su figura le agrega un plus diferente a Cambiemos. Cuanto? Tres, cuatro por ciento o un poco mas? Difícil saberlo. Pero está claro que en la durísima pelea contra Scioli del año pasado, todo lo que le sumara era importante para el Presidente. La convivencia cotidiana, sin embargo, es por lo menos estresante. Se enoja con empresarios a los que el Presidente les acaba de pedir una tregua en el tema despidos, denuncia al titular  de la Corte, agravia a Massa cuando el Gobierno lo considera imprescindible para no quedar a merced del FPV en el Senado y dice que falta sensibilidad social cuando se anunciaron los aumentos de Aranguren. Mauricio Macri será eternamente paciente? Es mas costoso romper que soportar? Caso singular el experimento de Carrió en el oficialismo. Cuando menos no estamos acostumbrados a tanta disidencia interna. Con Alfonsín, Menem, Kirchner o CFK casi no se registran episodios de este tipo. Ninguno se mostro cercano a este ejercicio de tolerancia diario exhibido por el actual Presidente.