miércoles, 20 de noviembre de 2019
   
 
27/04/2016
     
Pragmatismo

Importa mas la urgencia que el detalle. Por eso diputados del FPV y el massismo informaron su disposición a acompañar la Ley contra el Desempleo que hoy se vota en Senadores. El dato complica en grado sumo el intento del oficialismo por modificar o postergar el proyecto.

  Siempre se señaló aca que el problema principal para el Gobierno respecto a la Ley contra Despidos estaba en el Senado y no en la Cámara de Diputados. En la primera hubo consenso muy rápido para un proyecto común de cuarenta representantes del FPV y algunos mas del PJ disidente. Consiguieron además aprobar el dictamen  con suma velocidad y hoy lo tratan en el recinto.

   En la Cámara Baja en cambio el trámite fue siempre mas engorroso. Primero apareció un borrador redactado por Oscar Romero, referente gremial de Smata y luego  escribió otro el petrolero privado Alberto Roberti. En el medio estuvo el apoyo inicial de Massa y el posterior intento de cambiar hacia un proyecto distinto, mas protector de las Pymes e impulsado por De Mendiguren, que ni siquiera entusiasmó demasiado a los propios. La norma de Diputados tiene dictamen de la Comisión de Legislación del Trabajo, pero falta el de Presupuesto y Hacienda y su obtención  no será tan sencillo.

  Frente a estas dilaciones las cinco centrales gremiales pidieron acompañar en Diputados la Ley que impulsa el Senado y la respuesta fue favorable por parte del FPV, el Bloque PJ de Diego Bossio y el propio massismo anunció también que se alistará detrás de la misma norma.

   El proyecto del Senado, recordamos, determina el cese de los despidos desde la promulgación de la ley y la duración de la emergencia se prolonga 180 dias. En Diputados la vigencia es por dos años y los efectos de la sanción son retroactivos al 1 de marzo.

   Con esta decisión el Gobierno está en un problema. No alcanzaron los llamados del Ministro Frigerio a los Gobernadores PJ para desinflar el proyecto y tampoco los intentos de los empresarios por atenuar sus consecuencias de la mano de las propuestas de De Mendiguren. Si Diputados no establece cambios a lo que se vota hoy en el Senado -es la idea-  la legislación contra despidos podria tener sanción de ambas cámaras para la primera quincena de mayo. Si no hay imponderables y se vota en tiempo y forma,  el Presidente hará uso del Veto para detener la aplicación de una ley cuyas consecuencias no comparte. La decisión conformará al Grupo de los 6 (Asociación de Bancos, Sociedad Rural, Cámara de la Construcción, Cámara de Comercio, Bolsa y UIA) pero incrementará las diferencias con el movimiento obrero. Pablo Micheli ya anunció esta mañana que si el Ejecutivo rechaza la ley,  seguirá escalando el conflicto de los trabajadores con el Presidente.