lunes, 18 de noviembre de 2019
   
 
26/04/2016
     
Discrepancias

El Frente Renovador comenzó apoyando una Ley contra Despidos y luego dio marcha atrás de la mano de Roberto Lavagna y De Mendiguren. Sus dipusindicales (Daer, Moyano y otros) no lo acompañan en el giro. El silencio de Graciela Camaño. Diego Bossio firme con el Proyecto.

   A Sergio Massa, eterno equilibrista entre intereses propios y del gobierno, esta vez se le complicaron los papeles dentro de su  heterogéneo bloque. Hace una semana su brazo sindical apoyó fuertemente la Ley que apunta a evitar cesantias y así se lo comunicó al FPV y otros bloques. Luego aparecieron en escena Roberto Lavagna e Ignacio de Mendiguren explicando las posibles consecuencias negativas del proyecto y el tigrense quiso dar marcha atrás.

   De la mano de Marco Lavagna intentó trocar aquel apoyo a la Ley contra Despidos por una de apoyo a las PYMES. Según la norma que intentó instalar en el debatido escenario por proteger el empleo, las pequeñas empresas tendrían rebajas impositivas importantes bajo la condición de preservar los puestos de trabajo ya existentes. A mas sostenimiento de empleos, mayores beneficios con la AFIP. La idea funcionó 24 horas. Rapidamente se reunieron Héctor Daer, Facundo Moyano y otros cómo Felipe Solá y comunicaron que no había marcha atrás: Su respaldo es a la Ley contra Despidos y no convalidan otra alternativa.

   El dato es preocupante para Massa y también para el Gobierno, que suponía haber encontrado un canal para frenar o atenuar el proyecto impulsado por el FPV y las cinco centrales sindicales. En el bloque del tigrense es sugerente el silencio de Graciela Camaño, jefa del espacio y mano derecha del ex candidato presidencial. Con mucho oficio parlamentario y conocimiento del paño gremial está tratando por estas horas que el conflicto no siga escalando.

  Otro que ratificó su alineación con la Ley antidespidos es Diego Bossio  "Este gobierno tomó demasiadas medidas que favorecieron al campo y la mineria y ninguna para los trabajadores. Nuestro bloque apoya la ley de manera firme y unida. Las declaraciones del Gobernador Urtubey discrepando con una legislación de este tipo no nos condiciona. Los diputados Roberti y Romero pertenecen a nuestra espacio y los acompañamos sin disidencias"

  En Senadores la Ley puede ser tratada mañana en el recinto y nadie conocía demasiados caminos para intentar un freno de último momento. Sin embargo se afirmó ayer que desde anoche hay mucho diálogo de Rogelio Frigerio con Gobernadores del PJ explicando las inconvenciencias de una legislación de este tipo. Habrá que ver que sucede. Tal vez pueda revertir alguna situación pero parece complejo poder frenar una norma con respaldo masivo en el FPV y gran parte del PJ disidente cómo los puntanos, pampeanos y otros. En este sentido Bossio fue también explícito respecto a este proyecto: "Si lo que viene del Senado esta en línea con lo nuestro no habría problemas para apoyarlo. Lo importante es que el trabajador quede mas protegido"

   La Ley contra Despidos se cocina en Diputados y Senadores en el momento mas tenso de la relación de Mauricio Macri con los gremios y mientras la dirigencia sindical apuesta a un acto  lo mas masivo posible para el próximo viernes.