lunes, 18 de noviembre de 2019
   
 
25/04/2016
     
Es por aca

La pelea por ley contra despidos parece concentrada en Diputados. Proyectos duros frente a la rotunda negativa del Gobierno y la posición ahora dialoguista de Massa. El Senado sin embargo puede ser la puerta mas compleja para Cambiemos. El miércoles tratamiento en el recinto.

 La  Cámara Baja, de la mano de dipu-sindicales cómo Oscar Romero (Smata) y Alberto Roberti (Petroleros Privados) , fue escenario de  los proyectos mas duros en materia de Ley contra Despidos : retroactivos al primero de marzo, doble indemnización y con  dos años de vigencia. Facundo Moyano fue otro de sus impulsores y Hugo Moyano dijo ayer que "Macri cometería un serio error si llegase a vetarlo"

  El debate sin embargo se complicó el último fin de semana cuando un hombre del Frente Renovador ( De Mendiguren) dijo que no estaba de acuerdo con la Ley y le pidió tiempo al Ejecutivo para encontrar un camino alternativo. Antes Roberto Lavagna también había manifestado su discrepancia. El massismo elaboró rápido una propuesta distinta y trocó su anterior apoyo al planteo gremial por otro que apunta a proteger esencialmente a las pymes y sus empleados. El  proyecto, por ejemplo, premia a las empresas de hasta cinco empleados que mantuvieron su planta con rebajas impositivas equiparables al sueldo de uno de sus trabajadores  (Quince mil pesos anuales ) . La cifra se multiplica por dos en el caso de diez empleados y crece proporcionalmente.

  Cambiemos no tenía demasiada estrategia frente a la unidad opositora y ve en esto un respiro. Eduardo Amadeo dijo que tratarán de buscar una posición común. En ese caso no estaría claro todavía si los massistas de origen gremial acompañarán o no este viraje de su bloque. El bloque PJ de Bossio señaló hoy que están firmes en el proyecto de Ley contra Despidos pero Urtubey dijo que no coincide y el salteño tiene tropa propia en ese espacio.

  En el marco de esta situación compleja (donde el gobierno paso de estar cercado a poder embarrar un poco la cancha) el camino del Senado parece mas expedito para dirigentes gremiales y el FPV. Es cierto que el proyecto que ya tiene dictamen de comisión no es retroactivo (no se puede dar marcha atrás con  despidos ya concretados) y que solo tendría 180 dias de vigencia pero tiene otras ventajas: Se puede tratar en el recinto pasado mañana y tendría una aprobación mayoritaria. Luego de la votación dividida del FPV en el acuerdo con los holdouts y de la reunión de CFK con un bloque partido, esta coincidencia con el proyecto serviría cómo un transitorio punto de reencuentro.

   Este proyecto con media sanción de la Cámara Alta deberá ser tratado luego en Diputados. Por supuesto que puede haber cambios, pero oponerse a esta norma, mas moderada, puede ser también mas  costoso en términos políticos para los Renovadores. ¨Puede el massismo elaborar una ley de "Protección del trabajo" que reemplace otra contra  Despidos y conformar al FPV y dirigentes sindicales? Difícil, pero parte del arte de la sobrevivencia política de Massa es encontrar alguno de estos caminos.  Si lo hace, bienvenido. Caso contrario, el Proyecto de Senadores puede ser la herramienta mas a  mano en el Congreso para que sindicalistas, peronistas y otros opositores puedan incomodar al gobierno con una ley que evite cesantías.