lunes, 11 de noviembre de 2019
   
 
18/04/2016
     
Stinfale

Felipe Solá dijo esta mañana que Víctor Stinfale, abogado de Diego Maradona y de la familia de Escobar Gaviria es el responsable de la empresa que organizó la fiesta de Costa Salguero. El dato hasta aquí no había sido dado a conocer por el Gobierno de la Ciudad y tampoco por la Justicia.

 ¿De quién es la responsabilidad por la tragedia de la Time Warp? Diego Santili indicó, en la única voz del Gobierno sobre el tema que "lo sucedido el fin de semana fue espantoso". Y también agregó dos puntos sobre la responsabilidad del contralor oficial: " Los ingresantes eran minuciosamente chequeados y a las 3 de la mañana se realizo un informe sobre la situación y no se registró ninguna anormalidad" 

   La prolija revisación de los concurrentes fue confirmada por varios de los testigos, que también denunciaron que ni bien se accedía a la fiesta la oferta de droga era repetida y variada,  que no había siquiera un ventilador para espacios cerrados con un multitud en su interior y que el agua disponible era escasa y muy cara. 

   Los primeros datos sobre las 5 muertes se conocieron en la mañana del sábado. Cuarenta y ocho horas después  no correspondía una denuncia contra los organizadores por parte del propio Gobierno de la Ciudad? El propio Santili dijo esta mañana que la responsabilidad era de las empresa.

  La señalización de Felipe Solá deberá ser confirmada por la Justicia pero es cierto que Stinfale y sus socios hace años que tienen el control de las fiestas electrónicas en Buenos Aires. El combo incluye la exclusividad de  venta  de una bebida energizante y una marca de agua que les pertenecen. Han sido los responsables de la Creamfields en lugares cómo el Autodromo de Villa Lugano y son los propietarios  de Pachá en la costanera porteña. En estos años la tragedia del viernes no es la primera, pero si la que registra el saldo mas luctuoso.

   El gran problema de los organizadores ante la justicia será explicar las causas de la notoria facilidad que había el sábado a la madrugada para la venta de todo tipo de droga sintéticas y dos temas organizativos que precipitaron la tragedia: a) Inexistencia de agua corriente por canillas clausuradas o multiplicidad de baños quimicos.

                                                                                                                                                                           b) Precio exagerado (de $50 a $80) para la botella de agua de marca propia (Block) que se vendía en el predio. La ausencia de hidratación en cuerpos con temperaturas corporales que superan los 42 grados conlleva a previsibles estados de colapso. 

   La situación de la empresa parece apriori complicada.  Y en tal caso resulta menos entendible porqué desde el mismo sábado a la mañana el Gobierno de la Ciudad no  delimitó responsabilidades con nombre y apellido sino que fue necesario la denuncia del diputado del Frente Renovador para que pudiera haber mas claridad sobre la identidad de los organizadores. Demoró la comunicación del Gobierno la participación de Fernando Polledo, esposo de la titular de la Legislatura Porteña, en la sociedad propietaria de Costa Salguero?


..