miércoles, 20 de noviembre de 2019
   
 
07/03/2016
     
Futuro

Lo que viene fue el tema principal del encuentro de Gobernadores y ministros en Mendoza este fin de semana. La idea general es que el acuerdo con los holdouts llega para aportar calma y tranquilidad. Dudas por los tiempos. El futuro del peronismo.

   Estuvieron presentes dirigentes del oficialismo, el PJ, Socialistas y Renovadores. Ninguno dejó de señalar lo mismo: Es indispensable terminar el conflicto con los fondos buitre. Tampoco nadie dudaba demasiado en torno al resultado final de la pulseada que empezó el viernes en Diputados: Cambiemos deberá negociar mucho pero finalmente el proyecto será aprobado en ambas cámaras, tal vez en plazos un poco menos exigos a los imaginados por Monzó y Michetti pero el Presidente tendrá las leyes en tiempo y forma.

    El acuerdo permitirá el comienzo de un imperioso circuito  virtuoso: Acceso al crédito y recursos para inversiones que generen crecimiento y puestos de trabajo genuino.  Mirar lo que vendría  tras la sanción de las leyes es también una forma de escapar por un rato a las inclemencias del presente.

   Hoy ninguna provincia esta cómoda.  La actividad económica ha caído notoriamente  y  en muchas el conflicto docente sigue siendo un tema delicado y sin solución. El diálogo con Nación es bueno y hablan seguido con Esteban Bullrich, pero siguen sin entender porqué se les colocó una vara tan alta de cierre paritario. El 34.6  % de María Eugenia Vidal en Buenos Aires resulta muy duro de asumir para otros Gobernadores y ni hablar de lo que viene detrás con Fuerzas de Seguridad, Médicos y Estatales reclamando lo mismo. Lo mismo pasa con los aumentos en Energía: "Nos afecta un poco menos que en Capital, pero no se nos consultó para nada y pensamos que con mayor gradualidad podía ser mejor asimilado" dijo uno de los Gobernadores que pasó el fin de semana en Mendoza.

 La otra cuestión que los preocupa son los tiempos políticos: "Hoy estamos justos. Ojalá se cumplan los proyectos del Gobierno y en el último trimestre haya datos concretos de una inflación a la baja y algún crecimiento. Si el pronóstico se demora estamos complicados porque en octure hay elecciones. Nosotros por las dudas prendemos una vela todos los dias"

  Este es el cuadro de situación. Confianza en el acuerdo y lo que viene detrás pero también preocupación muy concreta por lo cotidiano: Paritarias difíciles de cerrar, mucho reclamo en la calle, despidos y trabas en la gestión por falta de recursos indispensables.

    La otra pregunta sin respuesta es el futuro del peronismo. Que en parte dependerá también de lo que pase con el oficialismo: Si la economía funciona se consolidará Cambiemos y el PJ multiplicará sus  contradicciones. Si no arranca, se facilitará los procesos de unidad forzada en el heterogéneo  presente. En esta materia la duda se llama José Luis Gioja. El veterano sanjuanino apuesta a la unidad de todos o casi: Cristina, Gobernadores, Scioli, La Cámpora , Senadores, Urtubey, Bossio , De la Sota y hasta Massa. Por supuesto que algunos quedarán afuera, pero la intención es ser lo mas amplio posible cómo garantía de fortaleza política. No le resultará nada sencillo. Hoy mismo están votando distinto en el Congreso Diputados y Senadores.  De todos modos, la idea de tanta unidad posible preocupa en Cambiemos, siempre es preferible debatir con una oposición atomizada.  Cartas sobre la mesa. Primero esperar el arreglo y luego ver cómo funciona la gran apuesta para que arranque la economía y llegue cierto desahogo político y social.