lunes, 11 de noviembre de 2019
   
 
29/02/2016
     
Poder

Miguel Pichetto, entre Mauricio y La Cámpora. Advertencias en lo social. Condiciones para aprobar la derogación de la ley cerrojo. La pelea que viene por Coparticipación.

   Desde diciembre del año pasado el Jefe del Bloque de Senadores del FPV juega el juego que mas le gusta. Después de largos años donde solo era posible  recibir ordenes del Ejecutivo, ahora conduce la compleja heterogenidad de la mayoría peronista y es el principal negociador frente a Cambiemos. 

  En el Congreso del PJ de Obras Sanitarias y en declaraciones públicas Miguel Pichetto siempre se manifestó a favor de derogar la actual ley cerrojo y negociar con los holdouts. "El tema es prioritario. Ya Cristina buscó lo mismo  y por eso logramos un acuerdo con el Club de París y dimos otros pasos en ese sentido. Hay que superar el tema de una vez por todas y avanzar en la búsqueda de créditos blandos que auxilien a nuestras provincias y ciudades".  El mensaje es el mejor posible para el oficialismo, pero ayer mismo el rionegrino se ocupó de elevarle  el precio a esa negociación: "Tenemos que discutir consensos globales. No me asusta darle quorum a Cambiemos, pero antes revisemos la Coparticipación de cada una de las provincias, por ejemplo"

  Buenas y malas para Pinedo, Michetti y los radicales. Que el jefe peronista diga lo que dice es tranquilizador.  Sin acuerdo, no hay ley en el Senado. El FPV tiene un bloque de 41 sobre un total de 72, y hasta aquí muy cohesionado. La única en partir fue la representante de Salta, Cristina Fiore, que responde a Urtubey y dijo que se marchaba porque "no era peronista.  Mas complicado es el reclamo. Hoy el Gobierno no puede cumplir con lo resuelto por la Corte en materia de coparticipación y por eso envio un DNU que solo pudo ser aprobado en última instancia y tras modificaciones reclamadas por el massismo.

  De todos modos, algún camino deberá abrirse. Seguramente  tanto Rogelio Frigerio cómo Prat Gay deberán ser parte de una negociación que esta clara: Pichetto apoya y ese aval es decisivo, pero las exigencias serán elevadas porque se conocen en detalle las urgencias y necesidades del oficialismo. 

  El Jefe de Bloque fue también muy crítico del Ministro de Energía: " El señor Aranguren pareciera que no se da cuenta que está abriendo la puerta a reclamos sociales. Era necesario actual en el tema tarifas con la precisión de un cirujano y él parece que maneja una sierra de carpintero". Tampoco son nuevas sus diferencias con La Cámpora, acrecentadas a partir de  responsabilizar a Kicillof por su derrota frente a Weretilnek en Río Negro. Ayer dijo que "no hay que actuar de manera emocional" cuando se le preguntó por las posiciones del kirchnerismo mas duro de tratar de impedir cualquier tratamiento de ley solicitado por el oficialismo.