martes, 19 de noviembre de 2019
   
 
26/02/2016
     
Sin Fisuras

Respaldo de Urtubey a la negociación con los fondos buitre y al mínimo no imponible de Ganancias fijado por el Gobierno. La mirada del macrismo. Diferencias con Massa. Los gestos para dentro del peronismo.

 
    El Gobernador de Salta respaldo explícitamente la gestión del Gobierno ante Griesa y los holdauts y según su juicio el bloque PJ debe dar quorum y votar positivamente la derogación de la ley cerrojo del kirchnerismo: " Ya se perdió mucho tiempo en negociaciones mal encaminadas. La soberanía pasa por otro lado".  En el mismo sentido  tomó distancia de la idea de Moyano de impulsar un proyecto duplicando el mínimo de Ganancias: "Esas cosas hay que mirarlas con cuidado. A nadie le gusta pagar impuestos, pero el Estado no puede quedar desfinanciado". Antes, recordamos. había definido a Milagro Sala cómo  "política presa" en un momento donde también se insistía en la conveniencia de liberar a la titular de la Tupac Amaru antes de la inminente reunión del Papa Francisco con Mauricio Macri.

   Mas coincidencias con el discurso oficial, imposible. Y por supuesto que hay mucho reconocimiento por estas cuestiones para con la figura del Gobernador. Mas aún en momentos donde dentro del PRO crece el malestar de varios con las idas y vueltas de Sergio Massa. El tigrense empezó muy cerca del Presidente pero lo cuestionó feo por la rebaja de retenciones a la minería y los 30.000 de monto mínimo de ganancias. Tampoco convalidó de manera sencilla el DNU que rechazó el fallo de la Corte sobre la coparticipación provincial y obligó a largas negociaciones con sus diputados en la Bicameral respectiva.  Massa tiene siempre gestos de proximidad con Vidal, donde Sarghini preside la Cámara de Diputados, pero en Nación el último mes han florecido mas las disidencias que los puntos de contacto.

  Urtubey dice  "no es la intención del Presidente hacernos a todos macristas, yo soy peronista" pero sus declaraciones siempre son muy bien recibidas en Balcarce 50. Dentro del peronismo es otra cosa. Salvo el kirchnerismo mas duro muchos  entienden que no sirve oponerse a todo pero  preferirían alguna toma de distancia mas notoria por parte del salteño. Confidencialmente el Gobernador   acepta estas diferencias pero recuerda que no van ni siquiera  tres meses de gobierno macrista y que hay tiempo para crecer desde la oposición.  Sergio Massa explora  caminos mas alternativos. Sabe que siempre necesitará alguna pata PJ para su proyecto y de ese modo se explica más fácil su sopresivo endurecimiento en tiempos del Congreso de Obras Sanitarias.

   Los tiempos que aduce el Gobernador son ciertos, que también sabe con claridad lo siguiente: Si la economía lo ayuda  será dificil construir una alternativa opositora al macrismo dentro de un peronismo atomizado. Si por el contrario la inflación sigue y el crecimiento no aparece, siempre son mas atractivas las oposiciones frontales  que las dialoguistas.