martes, 19 de noviembre de 2019
   
 
09/02/2016
     
Reaparición

Regreso de De la Sota pidiendo paritarias sin techo y elevar el mínimo de ganancias por encima de lo reclamado por Massa y Carrio. Sin expectativas por el recambio de autoridades en el peronismo en el próximo congreso del 24 de febrero.

 
   El ex Gobernador de Córdoba, desde Brasil, pidió elevar YA el mínimo no imponible de Ganancias a $ 50.000 y solicitó no ponerle techo a las paritarias.  Podría interprertarse a priori cómo un posicionamiento personal para la próxima elección de autoridades del peronismo, pero el propio delasotismo desalentó rápido esa posibilidad: los 85 delegaódos de la provincia que le  responden no participarán del congreso del próximo 24 de febrero donde se avanzará en la seleccion de candidatos. También señaló, en línea con lo solicitado, que "los trabajadores no deben perder un peso de poder adquisitivo en las próximas paritarias"

  Retorno con propuestas muy  puntuales de quién fue decisivo en las pasadas elecciones. Daniel Scioli siempre esperó un respaldo final que nunca llego y precisamente en Córdoba Macri consiguió una de sus ventajas mas abultadas. 

   De la Sota tiene aspiraciones nacionales pero sabe que no es sencillo por varios motivos, mas allá que el propio macrismo se imagine en el poder por los próximos ocho años:


                                                             a)  Para el 2019 ya tendrá 70 años.

                                                              b) Su compañero de fórmula en octubre, Sergio Massa, tiene idénticas pretensiones y mas alta imagen

                                                               c) Dentro del peronismo es verdad que ya se debate el poskirchnerismo (para algunos de manera demasiado apresurada) pero también es cierto que hay otros nombres con mayor consenso para conducir este momento de confusión, por ejemplo José Luis Gioja.

      Reapareció el Gallego. Incomodidad para Macri? Seguramente no. Entre los dos se construyó un muy buen vínculo, pero los reclamos apuntaron a dos de los lugares mas sensibles del verano y donde el Gobierno hace mucho equilibrio: Ganancias y Paritarias. Si el piso se eleva, cómo quiere De la Sota, merma la capacidad recaudatoria. Y si no hay techo para la discusión salarial, el freno a la inflación se complejiza mucho mas.