lunes, 18 de noviembre de 2019
   
 
04/02/2016
     
No dicho

Diego Bossio es el gran cuestionado por parte del kirchnerismo tras la división en el bloque. Era previsible la salida de los seguidores de Urtubey, no la del ex titular de la ANSES, que construyó toda su carrera con el exclusivo respaldo de la propia CFK.

    
    Su reunión de enero con Massa en Pinamar pareció un indicio claro, pero pocos imaginaron tal salto.  El "Chino" Navarro dice que para él no fue una novedad. Para otras, cómo Juliana Di Tullio o Teresa García, la decisión de Bossio enoja y se asimila a una traición "Creo que tendríamos que revisar nuestro sistema de selección de candidatas" dijo la segunda.

   El ex titular de la ANSES asumió cómo diputado del FPV hace apenas cincuenta dias y ya abandonó el bloque. El malestar es comprensible, más cuando de este modo se facilitará en grado sumo la obtención del quorum por parte del oficialismo macrista. Sin embargo, hay una parte que no se dice, no se cuenta y es la principal al momento de indignarse con Bossio.

  El diputado rupturista tiene una brevísima historia dentro del peronismo y en ese lapso logró manejar una de las cajas mas importantes del Presupuesto Nacional, ser electo diputado  e intentar incluso participar en la primaria por la Gobernación de la Provincia. Por supuesto que es un técnico capaz,  pero su ascenso politico sin escalas obedeció exclusivamente a la voluntad de la ex presidenta. Bossio no pertenece a La Cámpora, no tiene territorio propio y tampoco es un hombre de la estructura del PJ.  Cristina Fernández de Kirchner lo conoció cuando se casó con una abogada  que trabajaba con ellla desde hace mas de una década y fue su principal impulsora a la hora de desembarcar en cargos en el Estado.

  Esta es la parte que no se dice. Nadie pudo discutir la candidatura de Bossio a diputado por la provincia porque estaba claro que era el candidato de la Presidenta. Por ende, al momento de enojarse con su decisión, es lícito hacerlo con el protagonista, pero no corresponde la omisión de la otra parte clave de la historia.  La responsabilidad por abandonar el bloque es de quién toma la decisión, pero a ese lugar no llegó solo ni por la voluntad de algún dirigente de base.

   Las experiencias de Cristina Fernández con la selección de candidatos de la ANSES siempre resultaron traumáticas.                                                                                                                                                      
                                                                                                                1) Eligió a Boudou cómo vice y terminó encerrado en su despacho rodeado de denuncias judiciales.  
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               2) Designó a Massa Jefe de Gabinete y el tigrense le ganó  las parlamentarias del 2013.

                                                                                                                  3) Colocá a Bossio cómo diputado en la lista  cómo cobertura después del manejo de la ANSES y se va del bloque antes del comienzo de las ordinarias.


    Por aqui transitan algunas de las contradicciones del peronismo hoy. Se enojan con Bossio y pueden tener razón. Pero si no se asume que esto sucede porque la ex Presidenta se manejó sin consensuar nada y multiplicando  errores, de poco servirán los descalificaciones contra el ex ANSES suponiendo que es el único responsable.