miércoles, 20 de noviembre de 2019
   
 
31/01/2016
     
Problema

Guillermo Moreno dice que puede ser candidato a presidir el PJ. Alternativa ante posible atomización. Falta de conducción unificada. División en parcelas.

 El ex Secretario de Comercio juega con las próximas elecciones en el peronismo declarando que "si hay mas de dos candidatos, me presento yo y le gano a todos"  No todo es ironía en la frase de Moreno, que toda su vida tuvo una unidad básica abierta. Desde donde siempre estuvo claro que rompió con Menem apenas llegó al poder y también es cierto que respaldó a Néstor Kirchner desde antes del 2003.  De allí a que pueda ser el presidente del PJ por supuesto que es otra cosa.

  En verdad su aspiración de mínima, por lo menos públicamente,  es frenar cualquier acuerdo político con Sergio Massa. El objetivo no parece tan complicado. Nada indica hoy que el tigrense tenga algún espacio mínimo en la futura interna peronista. Menos todavía luego de las declaraciones de Mauricio Macri en Davos. Cualquier otro tipo de construcción mas ambiciosa parece muy cuesta arriba para Moreno. Nunca fue parte de la conducción del diezmado PJ de la Capital,  no tiene vínculos reconocidos con ningún dirigente del peronismo bonaerense y tampoco se han saldado viejas diferencias con Kicillof y La Cámpora.  En este marco, cualquier construcción partidaria parece imposible.

Sus declaraciones, sin embargo, reflejan de manera muy clara otra situación: La notoria atomización del peronismo en múltiples islotes donde todos pueden mostrar un pequeña cuota parte de poder: Gobernadores,  Intendentes, camporistas, Nuevo Encuentro, dirigentes gremiales, etc.  Cristina Fernández  no sabe o no puede conducir este espacio heterogéneo y por ahora no aparece níngun dirigente con alguna capacidad de síntesis para unir lo diverso. En ese ambito aparecen entonces  voces cómo las de Guillermo Moreno.