martes, 19 de noviembre de 2019
   
 
15/01/2016
     
Presupuesto y fractura

Lo escencial es el logro del Gobierno de Vidal, pero la división del bloque del FPV es el otro dato principial de la sesión de ayer en La Plata. Ottavis el mas complicado. Correlato nacional. Capitanich avisa.

     La Gobernadora y equipo (Salvai y Lacunza cómo espadas principales) son los dueños de los elogios tras la aprobación del Presupuesto 2016, endeudamiento incluído.  La herramienta conseguida tranquiliza ánimos en la provincia y municipios y además resulta un muy buena muestra de una elaborada negociación política con el massismo, intendentes peronistas y parte de los legisladores del FPV.  Frente a tanto DNU a nivel nacional lo sucedido ayer es un muestra de que se pueden contruir consensos de otra manera. Es cierto que Vidal encontró en el Frente Renovador un aliado que el Gobierno nacional no tiene, pero lo conseguido es muy bueno luego de todo lo malo que significó la fuga de General Alvear.

  Junto a este dato principal aparece la previsible división de los diputados del Frente para la Victoria. La conducción de Ottavis nunca fue consensuada. Lo impuso Cristina Fernández en una de sus últimas decisiones y está claro que ese tipo de designaciones hoy no tienen la firmeza de antes.  Al jefe de bloque lo acompañaron alrededor de otros 15 pero el resto  consideró que había que estar del lado de sus intendentes. Los jefes comunales del peronismo nunca  compartieron el voto en contra. Necesitan el auxilio de la provincia y para eso era indispensable la aprobación de ayer.  El oficialismo de Cambiemos trabajó sobre esas contradicciones y logró el primer objetivo de su gestión. La unificación del FPV será muy difícil de aqui en adelante. La Cámpora conduce una parte y Walter Abarca, el "Chino" Navarro y los intendentes a otras.

  El problema principal es el mismo en la Provincia y el resto del país. Si CFK intenta una conducción vertical, con imposición de nombres, la fractura de ayer se repetirá a menudo.  Intendentes, gobernadores, dirigentes nacionales, diputados y senadores reclaman un escenario mas horizontal  y con busquedas de consensos. Estas formas no fueron nunca usuales en el kirchnerismo y resulta dificil imaginar un cambio de estilo.

   Jorge Capitanich anunció ayer la idea de convocar a internas abiertas para abril y puso en duda que haya liderazgos indiscutidos en el peronismo.  Para La Cámpora la  conducción de CFK no es materia de debate. En el resto del peronismo no está en duda su ascendencia, imagen y prestigio, pero rechazan el unicato. Cristina escuchando a todos y ampliando la participación de los distintos sectores, si. Interactuando solo  con el cristinismo mas militante no.