lunes, 18 de noviembre de 2019
   
 
30/12/2015
     
Verticalismo explícito

Vidal y el peronismo no se pusieron de acuerdo respecto al endeudamiento de la provincia y por ahora no hay Presupuesto en Buenos Aires. Pedido decisivo de la ex presidenta que interrumpió todas las negociaciones.

 Habrá que ver porqué José Ottavis se encargo de señalar de maner semipública que había hablado con Cristina Fernández. Tal vez para demostrar que sigue siendo la conductora de todo el espacio y la decisión es confrontar con el macrismo en todos los frentes?  Lo propio había sucedido hace algunos dias en el Senado, cuando se comunicó con Picheto para transmitirle el pedido de mayor dureza posible en el rechazo al nombramiento de dos jueces salteando el Congreso de la Nación. El detalle no es un anécdota. En Cambiemos estan convencidos que hasta ese diálogo telefónico la negociación con el FPV estaba bien encaminada.

  María Eugenia Vidal pedía ayer una toma de deuda superior a los 100.000 millones de pesos. El número  siempre le pareció excesivo al principal bloque opositor que se negó reiteradamente a convalidarlo pero por la noche tarde se había arribado a un principio de acuerdo en  torno a los 60.000 millones. La coincidencia fue reconocida esta mañana por el propio Ministro de Economía Hernán Lacunza. 

  El oficialismo provincial necesitaba de manera obligada de algunos votos peronistas porque el endeudamiento debe ser votado por dos tercios de la Cámara.  Cambiemos y massistas suman 48 sobre un total de 92 y por lo tanto son necesarios 62 votos cómo mínimo.  Esa diferencia tenía que ser aportada por Ottavis si la negociación política terminaba adecuadamente.  Las objeciones fueron técnicas pero en verdad la decisión era dejar a Vidal sin Presupuesto. Se le reclamó a Lacunza un detalle de cómo iba a distribuirse entre los 135 municipios el monto del endeudamiento y otras cuestiones que solo enmascaraban la decisión de no acompañar al oficialismo.  En algunas de esas reuniones buscando destrabar la situación, Ottavis contó su charla con Cristina Fernández.

  El resultado no es bueno para Vidal pero menos para el peronismo. Dejar sin Presupuesto a un Gobierno que llegó hace 20 dias y encontró una provincia quebrada  no le suma nada a quienes manejaron el poder en el territorio por casi 30 años. Tampoco favorece la figura de titular del Bloque, puesto en ese lugar por expreso pedido de la propia CFK antes del 10 de diciembre. Nunca es positivo aparecer cómo manejado a distancia en un tema que había implicado una larga negociación política y donde los tiempos apremiaban.

   El "Chino" Navarro señaló esta mañana que el FPV no dejará sin Presupuesto a Vidal,  pero que deberán seguir negociando hasta llegar a un acuerdo.