lunes, 18 de noviembre de 2019
   
 
29/12/2015
     
Pasado y presente

María Eugenia Vidal, sorprendida por la fuga de los presos de Alvear, recorrió ayer una larga lista de responsabilidades del peronismo en el estado de las cárceles. Tiene razón. Pero tambien hubo errores y fallidos que le pertenecen a su breve administración.

 
   Lo señaló el propio Vitete Sellanes, cerebro del asalto a la caja de caudales del Santander Río de AcassusCo: "La herencia que le deja Scioli a Vidal es tremenda. En las cárceles no hay ni siquiera comida". Y nadie puede señalarlo al boquetero uruguayo cómo militante PRO.

   La decadencia del servicio penitenciario se agravó desde la dictadura y en mas de mas de treinta años de democracio nunca hubo políticas serias al respecto. Las denuncias de Pérez Esquivel y el CELS sobre lo que pasaba en los penales bonaerenses fueron una constante dolorosa desde siempre.  Las cárceles fueron muchas veces territorio liberado para torturas, robo de alimentos o uso de detenidos para la concreción de delitos. 

  Es indispensable que María Eugenia  Vidal haga este racconto. Pero hay otras cosas que también son ciertas y las obligaciones pertenecen mas al presente que el pasado. Si tres  de los presos mas peligrosos del pais se escapan de una cárcel de máxima seguridad atravesando puertas y rejas de papel, por  supuesto que hay connivencia del servicio penitenciario cómo dijo la Gobernadora,  pero por encima hay una conducción responsable de lo sucedido.

  La omisión principal estuvo en no colocar al tema  cárceles como prioritario. Es cierto que decirlo ahora resulta mas sencillo, pero la agenda mas urgente de la Provincia eran los sueldos y aguinaldos de diciembre, el diálogo con los docentes y el Operativo Sol. Hernán Lacunza trabaja en los dos primeros temas desde antes de asumir y por el tercer punto se coordinaron cuestiones diversas con Alejandro Granados durante toda la transición. El tema Servicio Penitenciario no estuvo en esta lista y los datos son elocuentes: demoras en la salida de la anterior titular y recién ayer  el juramento de su reemplazante. A eso hay que sumarle el traslado de efectivos del cuerpo a la costa para control de la via pública y un bajisimo perfil de Carlos Mahiques, Ministro de Justicia de quién dependen todas las cárceles de la provincia.

   En términos políticos Vidal tuvo una buena noticia y fue el respaldo recibido por el Frente Renovador a través de Jorge Sarghini,  Presidente de la Cámara de Diputados. Sus denuncias sobre la problemática del narcotráfico atravesando la justicia y los partidos políticos requirió algunas precisiones por parte del FPV pero tampoco hubo cuestionamientos severos. Vidal y una fuga que le corto abruptamente su notoria capacidad de iniciativa en otros temas. Tiene razón a la hora de contextualizar, pero también es cierto que hay costos  que no se pueden delegar ni tercerizar.