martes, 12 de diciembre de 2017
   
 
09/10/2015
     
Los representantes

Homenaje de Macri al General. Donde está el problema? Peronistas demasiado enojados.

 
   Ayer quedó inaugurada la estatua, en un lugar sin demasiado brillo, con escasa fanfarria y asistentes denotando  cierta incomodidad  ante la singular situación.Imposible saber hoy si la cuestión es neutra, le suma o le resta al candidato de Cambiemos para el próximo 25. El oficialismo no tiene ningún derecho al pataleo porque olvidó - o evitó- el tema desde siempre. El macrismo  obvió posibles cargos de oportunismo y habilitó con el homenaje un guiño sensible para millones de peronistas.

  Llega ese gesto a la gente? Le sirve al candidato?  Se verá en dos semanas, pero si hubo claramente un problema con la selección de quienes fueron elegidos para compartir el acto. Junto a Macri y María Eugenia Vidal estuvieron Eduardo Duhalde, Hugo Moyano y  el "Momo" Venegas. A ninguno de los tres se le puede discutir su pertenencia. También es cierto que no cualquiera se subía ayer al palco. Duhalde y Moyano tienen 74 y 71 años respectivamente. El primero está retirado de todo y el segundo camina en el mismo sentido. Ambos han tenido sonoros fracasos electorales en el pasado reciente.  Esto es lo que no termina de cerrar en el merecido reconocimiento de ayer a quién fue tres veces presidente consitucional de los argentinos. Cuanto representan, quién se identifica hoy con los invitados?  La idea del Gobierno de la ciudad de establecer un puente con el peronismo es entendible y natural, pretender hacerlo a través de estos intérpretes parece mas azaroso.


    La otra cuestión es el giro notable que el macrismo toma en torno a su relación con el peronismo. Hace diez años, cuando Mauricio empezaba su carrera política, siempre se lo imaginó  mas cerca de la estructura pejotista.  Parecía el camino mas corto para conseguir una estructura que no tenía. Sin embargo no fue así. Rápido se desprendió de su amigo Ramón Puerta, se terminaron los contactos con Duhalde y la escasa presencia peronista light en la ciudad se acotó a Ritondo y Santili.  En este tiempo Durán Barba dijo siempre que ellos eran "lo nuevo" y todo lo otro, incluído el peronismo, "lo viejo".  Por lo tanto, siempre lejos. El camino trazado es tan conscuente en sus principios que se rechaza cualquier acuerdo con Sergio Massa por su pasado kirchnerista y el marco de alianzas solo se estira hasta Sanz  y Carrió.

  El cambio de ayer tiene dos razones principales :

                                                                                           a) La  pérdida de peso específico de Durán Barba cómo responsable exclusivo de todo lo que se hace y dice en la campaña.  (Hubiese habilitado ayer la foto con Duhalde y Moyano si fuese el dueño único de las decisiones?)

                                                                                            b) El peso de encuestas que marcan un detenimiento en el crecimiento y la imperiosa necesidad de revertir la situación a dos semana de la elección.


     La liturgia peronista clásica (Lorenzo Pepe, Aníbal Fernández, Juan Carlos Dante Gullo y varios mas) se enojó  de manera ruidosa.  La estatua del General con corte de cinta amarilla no les gustó nada. El dato no sería malo para los organizadores. Si querían molestar, el objetivo está cumplido. La cuestión pendiente es la otra. Con Duhalde y Moyano en el palo, no mucho es lo que se puede cosechar. Otro dato llamativo fue el enojo de algunos diarios.  Ellos no tienen que ganar elecciones y entonces se incomodan bastante con la pérdida del purismo PRO . Esta mañana  preguntaron  preocupados si esta foto no puede llegar incluso a espantar a alguno de los propios. La alternativa no asusta en el Comité de Campaña de Cambiemos: "Está medido. La gente que se puede enojar es muy poco y no se va a ir a ningún lado."