sábado, 24 de junio de 2017
   
 
27/03/2015
     
La Pirámide

Las PASO y un estreno con mucha competencia y poca lista única, complicando a los armados mas tradicionales.

  Hay escasa experiencia de primarias abiertas, simultáneas y obligatorias. La mas notoria, solo de distrito, es la que hace dos años Martín Lousteau le ganó  en Capital a Ricardo Gil Lavedra. La redacción actual de la ley determina ciertas particularidades que complejizan acuerdos.

   Explican los expertos que la norma determina una estructura piramidal. Un candidato a presidente puede llevar colgadas dos listas de gobernadores diferentes. A la inversa, una lista de unidad para gobernador  no puede llevar dos candidatos a presidente. El detalle no es para nada menor en el Peronismo y el reciente acuerdo PRO-UCR.

  Ejemplos con nombre propio.  Si al cierre de listas del FPV, hipotéticamente, hay dos candidatos presidenciales cómo Scioli y Randazzo, no puede haber lista de unidad para Gobernador en la Provincia. Si en territorio bonaerense  los aspirantes son Dominguez y Bossio, uno debería acompañar al Gobernador y otro al Ministro.

 Este escenario posible es mirado con recelo en toda la provincia ya que la misma situación se repite con los intendentes. Un candidato no puede apoyar a dos potenciales gobernadores. La existencia de dos o mas listas en la cabeza de la pirámide obliga a la competencia interna en las instancias inferiores.

   La apertura del juego puede ser grande. Hay anotados cuatro o cinco candidatos a presidente y  la misma cantidad para la sucesión de Scioli. Los municipios son la otra novedad. Históricos cómo Curto, Pereyra, Descalzo, "Barba" Gutiérrez, Fernando Espinoza y otros pueden tener adversarios con alguna herramienta para competir.

   Los mas conservadores recelan de tanta posible movida. Los mas participativos señalan que puede ser un paso decisivo para una renovación dirigencial impostergable.

   Las dudas también atraviesan la alianza PRO-UCR. En este caso si la confrontación nacional es Macri contra Sanz en Provincia debería haber dos listas: María Eugenia Vidal frente a Gustavo Posse. El punto es que el intendente de San Isidro considera que competir en esos términos es desventajoso y solicita doble boleta: Sanz-Posse y Macri-Posse. Hasta aquí Vidal y el PRO no convalidaron nada y además no lo permite la ley: un candidato a Gobernador no puede colgarse de dos  presidenciales diferentes.

  El cierre de listas es en junio, falta poco mas de dos meses. Puede haber cambios y agregados, pero está claro que, hasta aquí, el espirítu de la norma es mas proclive a la competencia electoral que a las lista de unidad.