martes, 17 de octubre de 2017
   
 
21/10/2014
     
¿Que leyes?

José Cano anticipó ya diferencias con Sergio Massa sobre posibles anulaciones.

 "No soy de los que suscriben cómo lógica llegar y derogar leyes". Fue la primera frase del diputado radical precisamente el día donde avanzará  junto al jefe del Frente Renovador  en acuerdos provinciales que empezaron en Jujuy, siguieron hoy en Tucumán y continuarán posiblemente en otros distritos cómo La Rioja, Formosa, Santa Cruz y otros.  Sinceridad inhabitual y también presagio de lo frágil que puede resultar esta sociedad electoral de hecho si en algún momento debe establecerse una acción común de Gobierno.

     Hace aproximadamente dos semanas,  mas desde los medios que desde la propia oposición - tal vez porque sabía de sus limitaciones- se conformó una lista tentativa de posibles normas sancionadas por el kirchnerismo que serían objeto de revisión o derogación.  Estaban en ese grupo la Ley de Abastecimiento, el Código Civil, la Ley de Medios y otras. El oficialismo respondió rápido diciendo que, si perdían, el que ganase iba por la Asignación Universal por Hijo,  la jubilación estatal y la reprivatización de YPF, obligando a aclaraciones puntuales de Massa, Macri y  los candidatos del Frente Amplio Unen.  En el caso de la petrolera estatal el jefe del PRO dijo "ya está, es tarde para dar marcha atrás" y el diputado por Tigre habló de un futuro con YPF en manos del estado pero "mayor participación del capital privado".

    La oposición en su conjunto tiene dos problemas concretos a la hora de debatir el tema:

                                                                                                                                                                                                 1) Que leyes derogar?

                                                                                                                                                                                                  2) Encontrar el número suficiente de diputados y senadores para concretar esos cambios.


      El primer punto ya es complicado. Hasta aqui no se han escuchado  posiciones comunes. Ayer  Hermes Binner dijo que él es partidario de "derogar la Ley Antiterrorista y el Pacto con Chevron". Es coherente el santafesino. Su bloque votó en contra en ambas oportunidades. La cuestión es que hasta aquí nadie mas dijo lo mismo en ningún sector de la oposición. Primera pregunta  ¿ Lo acompañarían Macri y Massa a derogar la Ley Antiterrorista? Recordamos que  la  cuestionó  incluso  parte  del kirchnerismo denunciando que se criminaliza la protesta social. La respuesta oficial fue que la norma formaba parte de reclamos conjuntos a todos los paises de América del Sur para eficientizar la lucha global contra el terrrorismo. En ese momento, previo a los Buitres, la relación con EEUU atravesaba un mejor momento que ahora.

     La otra cuestión es lo que calla Binner. Mencionó solo dos posibles anulaciones. Significa esto que avala las reformas al Código Civil, la Ley de Medios y la Ley de Abastecimiento? No necesariamente, pero también es verdad que una  diputada de peso del  Socialismo cómo Alicia Ciciliani trabajó  dos años con oficialistas y opositores consensuando modificaciones en el viejo Código de Vélez Sársfield y que hace 5 años votaron a favor de la Ley de Medios.

     Hoy por su parte José Cano ya dijo con claridad que estaba a favor de mantener la AUH, defendió las moratorias previsionales y  la participación estatal mayoritaria en YPF.  Mensaje para Massa por alguna diferencia que no trascendió o solo ratificación de futuras políticas comunes?

     La coyuntura sirvió también para mostrar un Scioli mas militante.. Cuando florecieron posibles intentos de anulación o derogación apareció  muy cerca de  la gestión de CFK   " Que pretenden, volver a la jubilación privada? Anular la AUH?   Dar marcha atrás con la recuperación de YPF? "

    Mas allá que resulte complicado elaborar una posible agenda de leyes a modificar  está el segundo punto  clave. Cómo y donde conseguir el número para hacerlo?

      La futura Cámara de Diputados será otra. El oficialismo no puede repetir de ninguna manera su pasado 54 % del 2011 y por ende perderá decenas de diputados y el quórum propio. Pero en la eventualidad de un triunfo opositor ningún otro tendrá tampoco fortaleza per se para cambiar ninguna ley. En ese escenario, para modificar  alguna , habrá que esperar mucha negociación de macristas, massistas, radicales, socialistas y demás. No es imposible, pero los objetivos no están claros todavía y los acuerdos hasta aquí no aparecieron.