lunes, 21 de agosto de 2017
   
 
05/06/2014
     
Garantismo o mano dura

Fuerzas sujetas al control político o no en el debate por policias municipales.

 
    La verdadera discusión sobre las policías municipales, enmascarada en las tensiones de un Senado que no termina de aprobar la ley,  es en torno a quién ejercerá el control real de estas nuevas fuerzas de seguridad.

    El proyecto de Diputados plantea una policía muy acotada en su despliegue operativo  y sus defensores indican que es el mejor camino -y el mas seguro- para que haya una real conducción política sobre las mismas. Consideran que es una oportunidad histórica luego de 30 años donde la autonomía de la bonaerense llevó a un incremento de la inseguridad , la pérdida de la calle frente al avance de la delincuencia y crecimiento de los abusos policiales.

    No es nueva esta línea de pensamiento en parte del peronismo. Ya lo intentó en su momento con las gestiones de Arslanian y Juan Pablo Cafiero luego abortadas por los partidarios de la "mano dura".  Este proyecto comenzó apuntando a otro esquema pero luego, en un bloque donde el jefe es Fernando Navarro y  parte de la redacción corrió por cuenta de Marcelo Saín, se terminó en una ley que conforma al progresismo pero es rechazada por muchos oficialistas y renovadores.

    Quienes imaginaban otra ley querían una policía con mucho margen ejecutivo.Mas operativa. No solo los opositores. Incluso el propio Granados. Por eso el sinuoso recorrido que ha tenido.  Sus propulsores originaros hoy no la reconocen. Por el contrario, sus iniciales detractores la han convertido en lo que suponen es el camino adecuado para una mejor  policia