sábado, 24 de junio de 2017
   
 
19/05/2014
     
Balas que pican cerca

Dominguez, Carballo y la policía municipal: Tres problemas diferentes en el presente sciolista.

     

      No hubo casi respiros para el Gobernador en los últimos dos o tres dias. Primero los cuestionamientos de Julián Dominguez, arropado en Mar del Plata por  kirchneristas históricos cómo Carlos Kunkel  y el "Cuto" Moreno, diciendo que los candidatos mediáticos solo apuntan "a criminalizar los reclamos de los sectores populares" y que siempre estuvo "contra las policias municipales".  Luego, las quejas de intendentes de peso cómo el "Barba" Gutiérrez y Alberto Descalzo al proyecto de Alejandro Granados. Por último, la dureza discursiva de otro emigrante al massismo que cuestiona la gestión administrativa para justificar su salto al massismo.

      En verdad son tres temas distintos, pero el mas complicado es la sesión de pasado mañana  para la creación de las policias comunales. De no aprobarlo, el oficialismo pagaría un alto costo. Paradójicamente, podrá contar con votos massistas y de Encuentro Popular, pero está por verse hasta donde llega la oposición  propia. Legisladores provinciales que eventualmente se referencian con Julián Dominguez y los intendentes críticos, se animarán a votar en contra del proyecto?

     Habrá que esperar. En el Congreso Nacional, muchas veces lo que sucede en el recinto poco tiene que ver con lo manifestado afuera y la dureza discursiva se termina a la hora de levantar la mano.

    Los otros dos temas son mas de campaña pero molestan. Julián Dominguez arrancó con mucha dureza y el Gobernador  parece que será un objetivo que no se agota en el lanzamiento. De todos modos, a nivel nacional y dicho por encuestadores varios, el grado de instalación de la figura de Scioli tiene suficiente arraigo y anclaje cómo para soportar estos sacudones.

     Lo de Carballo,  intendente de Magdalena, representa una victoria de Massa  pero también abre interrogantes importantes en el sciolismo: Se fue de manera sorpresiva o había preanunciado esta decisión?  Si se va con este portazo, no hubo antes falta de contención política por parte de la provincia? No hubo demasiado silencio ante reclamos por necesidades básicas en el hospital de la ciudad?

     Los idas y vueltas entre sciolistas y massistas no habrá terminado con el último pase, pero la pregunta latente es si el aparato y el armado provincial atiende y escucha cómo corresponde a cada uno de sus referentes en todas las ciudades de la provincia.