martes, 23 de julio de 2024
   
 
7/7/2024
     
Ausencias clave

Durante el fin de semana se siguió complicando para el Ejecutivo la convocatoria oficial de esta noche. La Corte Suprema informó que no viaja hacia Tucumán ninguno de sus integrantes. El bloque Hacemos que encabeza Miguel Pichetto tampoco participará. Había dudas hasta ayer sobre la concurrencia de Mauricio Macri pero el ex presidente finalmente estará presente. Alivio transitorio en un marco general dónde la aspereza del enfrentamiento con Bullrich sólo presagia problemas en el arco de la "oposición dialoguista". No estaba claro todavía el nivel de representación de la UCR, dónde conviven sectores más y menos cercanos al Presidente. La ausencia de Axel Kicillof ya estaba anunciada y junto a él otros cuatro gobernadores peronistas. Jalil y Jaldo en cambio (Catamarca y Tucumán) integran la delegación de 17 mandatarios presentes. Dudas sobre el santiagueño Gerardo Zamora.

 Está claro que para el oficialismo no es un problema la previsibles ausencia esta noche de dos ex presidentes peronistas cómo Cristina Fernández de Kirchner y  Alberto Fernández. . Al contrario. Muy distinto en cambio resulta la decisión de la Corte Suprema de Justicia en el preciso momento que el Ejecutivo intenta avanzar en el Senado con el pliego de Ariel Lijo y crecen los datos reservados sobre algún acuerdo con Gobernadores para elevar la cantidad de miembros del máximo tribunal y canalizar dos reclamos muy notorios: mayor paridad de género y mejor representación federal. Es natural imaginar disconformidad en la Corte y nada indica además que haya ahora algún nivel de diálogo importante entre el Ejecutivo y el Poder Judicial. Tal vez algún vínculo a través del Jefe de Gabinete y poco más.  Mariano Cúneo Libarona intentó diferenciarse de la gestión anterior de Martín Soria y visitó a los cortesanos antes incluso de asumir.  Con el tiempo la gestión del ministro se fue destiñiendo  y no se supo más nada sobre nuevos encuentros.

  Que el bloque que encabeza Miguel Pichetto ("Hacemos Coalición Federal) junto a otros nombres  de peso en Diputados cómo Emilio Monzó, Nicolas Massot, los socialistas, López Murphy, Margarita Stolbizer y el interbloque con los herederos de "Lilita" Carrió decida no participar  también es otro dato complejo en materia parlamentaria de corto plazo. Este espacio de 25-30 integrantes es LA  LLAVE de cualquier proyecto en la Cámara. Sin ellos no se puede. Sólo con el PRO y LLA avanza no alcanza.  La agenda que se viene es voluminosa: Incentivo docente, posibilidad de tratamiento del DNU que ya derogó el Senado, ley Hojarasca de Federico Sturzenegger, Presupuesto 2025, Leyes de Seguridad de Bullrich.  No haber podido cobijar para este anuncia a este bloque no es un dato auspicioso. Los antecedentes de la relación entre Pichetto y el nuevo ministro no son buenos: en su condición de redactor de la Ley Bases (pero sin cargo en ese momento) intentó participar de una reunión allá por enero dónde el oficialismo intentaba encarrilar el tratramiento de la ley que finalmente debió mandar a Comisión otra vez.  En esa oportunidad  cuándo llegó Sturzenegger Pichetto se retiró rápidamente indicando que no tenía "nada que hablar" con quién no tuviera alguna representación legislativa o del Ejecutivo.

   La ausencia de Mauricio Macri Macri hubiera representado un muy duro revés para el Gobierno,  pero en tiempo de descuento  logró encarrilar  la situación.  Durante la semana estuvo en Madrid, dónde vive una de sus hijas y se lo vió en Wimbledon en  la derrota de Comesaña en tercera vuelta. Lejos de los ruidos de la pelea con Patricia Bullrich por su corrimiento de la Asamblea y pidiéndole a los suyos -indican-  mayor " dureza en la confrontación". Argumentos para no estar esta noche había: apenas una invitación formal recibida hace pocos dias por su secretaria, su disgusto con el escalamiento de conflictos con paises amigos cómo España y Brasil, la decisión de Karina Milei de avanzar con LLA  cómo partido nacional, el ninguneo a su proposición de nombres para distintas funciones y escencialmente, el incremento de sus críticas resumidas ayer públicamente por  Christian Ritondo:  "La diferencia entre Milei y el PRO es la capacidad de gestión".

  El alivio transitorio que representa la presencia del ex Presidente en Tucumán no esconde una situación compleja para el oficialismo en su búsqueda de votos amigos. Patricia Bullrich dijo el jueves que pretende conformar una "corriente" que apoye explícitamente al Gobierno. El tema es que sus adherentes son un pequeño grupo de cuatro o cinco legisladores y el resto - alrededor de 30- están encolumnados sin fisuras detrás de Macri. Por lo dicho pública y privadamente no sería extraño que a partir de ahora el bloque presidido por Ritondo plantee muchas mas reservas y diferencias con el Ejecutivo.