martes, 23 de julio de 2024
   
 
3/7/2024
     
Presupuesto 2025

En el medio de los vientos cruzados de la Economía el oficialismo dio a conocer hoy las pautas iniciales del Presupuesto 2025, herramienta clave de lo que será la gran apuesta del Gobierno para la segunda parte del año. Anuncian cuatro patas escenciales: sostenimiento del equilibrio fiscal, acompañamiento social a los sectores más vulnerables sin intermediación, modernización y simplificación del Estado y equipamiento en Seguridad y Defensa. El texto oficial no adelanta ningún número en materia de pauta de inflación, cotización del dólar o crecimiento estimado de la economía. Si en cambio estiman para finales de este año una caída del PBI local del 3,5 %, un dólar oficial en diciembre de $ 1016 y una inflación anualizada del 137,9 %. Sin datos sobre la negociación con el FMI. Se termina impuesto PAIS.

  La ausencia de un sólo número sobre lo que viene contrasta con el detallado informe de este mensaje de 53 páginas sobre lo que el Ejecutivo viene instrumentando hasta acá en materia económica: descripción de un Banco Central con reservas negativas por más de 11 mil millones de ´dólares,  el trabajo realizado para lograr el equilibrio fiscal, ancla escencial de su programa de gobierno y lo hecho en materia de suspensión de subsidios. Destaca también respecto a  reducción de gastos el freno a transferencias discrecionales a provincias y municipios en un 81 %. Otra mención es para el saneamiento de empresas públicas, achicando la asistencia de Nación y procediendo  a un proceso de reordenamiento de sus cuentas específicas. En materia social reivindican la mejora en la AUH y el Plan "Primeros mil dias". Otro item en materia de ahorro es la suspensión de la publicidad oficial por un monto que indican superior a los 100 mil millones de pesos.

  Sobre al contexto internacional el condicionante más importante que se menciona es el precio de la soja, que cayó un 27 % en la comparación con el año pasado.  En cuánto a la Obra Pública se anuncia la creación de un Fondo de Infraestructura para el trienio 2025.27 y la anunciada prioridad para aquellos emprendimientos que tengan financiamien)to externo. Sobre el empleo público indican que continuará en revisión el Convenio coiectivo de trabajo de la Administración Pública nacional.

  En torno a la cuestión política que rodeará el tratamiento de este presupuesto 2025 conviene señalar dos aspectos: a) Salvo excepciones (primer año del segundo mandato de CFK y este primero de Javier Milei por una decisión consensuada con el Gobierno de Alberto Fernández) los oficialismos obtienen del Congreso el aval necesario para la aprobacion de su ley fundamental. Podría el detalle significar un anticipo de luz verde para el segundo gran objetivo del Ejecutivo para este año.

                                                                                                                                                                                                                         b) Sin embargo el Gobierno volverá a padecer (sin eufemismos) su anemia parlamentaria. Deberá afrontar este tratamiento, cómo con la Ley Bases, sólo sostenido por 45 propios en Diputados y 7 Senadores. Y la pelea será mucho más compleja por las divisiones y falta de conducción política en toda la oposición. También porque referentes decisivos cómo Miguel Pichetto y el propio Mauricio Macri han dicho que empezaba otra etapa. Que los compromisos con un gobierno convalidado por el voto masivo de la sociedad terminaban con la Ley anterior. No significa esto que hay el presupuesto no vaya salir. La traducción es que se deberán multiplicar las gestiones negociadoras de Guillermo Francos que ya insumieron 6 meses con la primera gran ley del Gobierno. Y que el Ejecutivo deberá voler a re-aprender que en estos casos se aprueba lo que se puede y no lo que se quiere. "Las fuerzas del cielo" no hacen milagros-