martes, 23 de julio de 2024
   
 
27/6/2024
     
Hay Ley

Finalmente, en los primeros minutos de este viernes la Cámara de Diputados pudo aprobar la Ley Bases y el paquete fiscal que el Gobierno enviara al Congreso en los primeros dias de su gestión. La ley Bases fue respaldada de manera contundente por 147 votos positivos. El regreso de Ganancias tuvo 136 adhesiones y en ambos casos se superó los cálculos más optimistas. Para el oficialismo es una ley fundacional. Comenzó el intento hace seis meses con un rotundo fracaso que logró revertir con el logro de esta larga jornada. Diputados de LLA y aliados destacan tres puntos sobresalientes de lo votado: el RIGI, que habilitará probablemente inversiones clave en minería, gas y petróleo, la reforma laboral y el paquete impositivo, con las modificaciones en ganancias, bienes personales y el blanqueo. Señalan también que es un punto de partida y reconocen todos los complejos problemas de la coyuntura. José Luis Espert, titular de Presupuesto y Hacienda, indicó al respecto que aguardan cómo INDISPENSABLE un urgente aporte del FMI de por lo menos 10.000 millones de dólares que le permitan salir del cepo y aliviar el sistema cambiario y financiero. El bloque de Pichetto clave para descartar las privatizaciones de Aerolíneas, el Correo y la Radio y la TV pública pero también para sostener con su voto positivo el paquete impositivo y la Ley Bases.

   Previsiblemente el debate estuvo dividido en dos: la mayor comodidad del oficialismo para aprobar el RIGI y lo más ajustado que parecía el resultado al momento de votar el paquete impositivo. El aval al Régimen Impositivo para las grandes inversiones por parte de integrantes de Unión por la Patria de la provincia de San Juan replica lo que ya sucedió en Senadores,  con la representante peronista de Jujuy.  En las provincias del norte por el litiio y en las patagónicas y cuyanas por la minería y el petróleo minero y petrolero hay un  interés global que atraviesa las identidades partidarias. Varios de ellos, a veces en público y otras en privado, recuerdan bastante seguido lo que expresa el neuquino del MPN Llancafilo "El cambio de la economía en mi provincia a partir de Vaca Muerta es fundamental. Y sólo se ha desarrollado el  8 %.  Esa transformación llegó de la mano de las inversiones secretas de Chevron,  con un régimen impositivo idéntico al RIGI"

 El debate sobre Ganancias fue un mundo aparte, con una división muy clara entre provincias del norte y del sur, con notoria preeminencia de lo regional por sobre lo político partidario. Desde La Pampa hacia el sur ningún diputado ni gobernador quiere el gravamen. La explicación es sencilla: mineros, petroleros, camioneros, médicos y empleados públicos tienen en su enorme mayoría sueldos claramente superiores a los nuevos límites a partir de los cuáles se abonará el gravamen: 1.800.000 para solteros y 2.200.000 para casados. Cuentan incluso situaciones particulares cómo las de trabajadores de la pesca embarcados durante dos y tres meses que a su regreso deben abonar la casi totalidad de lo cobrado en concepto de descuentos por ganancias.

  El largo trámite de la ley sirvió también para la consolidación y encumbramiento de la figura de Guillermo Francos, el único integrante del gobierno con credenciales de político clásico. La pasó mal allá por enero, cuando muchos en el Gobierno imaginaban que alcanzaba con "las fuerzas del cielo"  A partir del fracaso inicial el debate se ordenó detrás suyo y  negociando  bloque por bloque y provincia por provincia consigue una herramienta decisiva para Javier Milei.

  No está claro cómo sigue después de acá. El Senado tiene lo suyo con el pliego de Lijo. En Diputados están pendientes los temas de seguridad que impulsa Patricia Bullrich y una cuestión clave: indican que podría empezar a discutirse, dentro de un debate más amplio, el régimen impositivo de Tierra del Fuego. Defendido a ultranza en estos seis meses, cómo corresponde, por los isleños pero muy apuntado por una representación absolutamente plural y diversa de diputados. Las ventajas del sector industrial en la provincia superan los 1500 millones de dólares y la idea de varios es reducir esos beneficios a la mitad. Se verá. Nada que signifique la posibilidad de recaudar más le es indiferente al Gobierno.

  El tema sin respuesta es el comportamiento a partir de acá de los sectores dialoguistas. Algunos indican que el compromiso inicial está cumplido: respaldar al Gobierno electo de manera masiva con su primera y más importante apuesta legislativa.  Comenzaría otra etapa con mayores cuestionamientos y mas independencia. Se verá. Las diferencias internas en el PRO y la UCR y la conmoción que sigue atravesando el peronismo siguen siendo un notable alivio para el Ejecutivo.