jueves, 23 de mayo de 2024
   
 
24/7/2023
     
Pituquitos

Martín LLaryora, duro contra la delegación porteña (Larreta, Bullrich, Lousteu) que había llegado a Córdoba para celebrar una victoria que siempre estuvo mucho más lejos de lo imaginado. Errores de cálculo. Características disímiles (del show off de de Loredo al bajísimo perfil de Passerini). El futuro del posible acuerdo con el Jefe de Gobierno de CABA.

   El pronunciado optimismo de de Loredo sobre su victoria final nunca tuvo bases demasiado sólidas. Es verdad que a diferencia de hace cuatro años, cuándo terminó tercero, esta vez había logrado un acuerdo de unidad con el sector de Luis Juez y por lo tanto la oposición no dividía el voto cómo en aquella oportunidad. También son ciertas otras tres cuestiones:                                                                                                                                                                                                                                                                               a) el actual intendente de la ciudad es Martín Llaryora, elegido cómo gobernador hace menos de un mes ganando por buen margen en la propia Córdoba Capital.

                                                                                                                                        b) El candidato elegido ayer es Daniel Passerini, su actual vice. Porqué habría de cambiar tanto el voto y no seguir apoyando una gestión públicamente reconocida tras la gestión poco relevante de Mestre hijo?

                                                                                                                                         c) El vice en la fórmula ganadora es Javier Pretto, titular a la vez del PRO en la provincia y protagonista de un salto político llamativo en el momento de la definición de las candidaturas. 

                   Es verdad también que tras la victoria de Llaryora  en la provincia,  las primeras encuestas lo daban a de Loredo al frente en las encuestas. El diputado de Evolución siempre es protagonista de campañas disruptivas y muy personalizadas: cantar cómo la "Mona" Jiménez en Tik Tok y presentar libros arrojándosé a una pileta o tirandosé en paracaídas.  El nivel de conocimiento logrado fue muy alto. Enfrente estaba la contracara. Daniel Passerini, definido cómo "cristiano y peronista". Ministro de Acción Social con De la Sota y reconocido cómo muy dedicado a la gestión.   Impulsor también de que anoche se cantara la Marcha peronista en Córdoba cómo hacía mucho no sucedía.  Las últimas dos semanas Llaryora se puso la campaña al hombro junto con el candidato y el contacto puerta a puerta peleó duro y parejo con el sostenido apoyo a De Loredo desde los medios nacionales por parte de Larreta, Bullrich, Lousteau y el propio Mauricio Macri junto a  Alfredo Cornejoi, Luis Petri y otros. Seguramente por allí vaya el origen del enojo del gobernador electo contra los "pituquitos porteños". Confrontación además, que siempre paga en términos políticos.

    Si la celebración por la victoria y los discursos de ayer en Córdoba retomaron un formato peronista que parecía perdido, Schiaretti salió rápido a equilibrar las cargas diciendo que  "Córdoba jamás será kirchnerista". Eso es seguro. Lo que no parece tan simple es que el propio "Gringo" y Horacio Rodriguez Larreta puedan retomar con sencillez la idea de un "acuerdo grande" que incorpore a los cordobeses a un espacio dónde convivir con Juntos por el Cambio. Antes que nada hay que aguardar la PASO contra Patricia Bullrich, pero hay otro detalle: Sergio Massa tiene un largo vínculo personal con Passerini y  ya fue  compañero de fórmula con  De la Sota. Los allegados al precandidato principal de Unión por la patria suponenn que hay un espacio muy interesante para dialogar con los cordobeses luego del 13 de agosto.