martes, 5 de julio de 2022
   
 
12/5/2022
     
Dilema

Tres dictámenes en la Comisión de Legislación General de Diputados para la sensible cuestión del tema alquileres. El texto del FDT plantea beneficios impositivos y por lo tanto corresponde ser revisado por Presupuesto y Hacienda según informó Carlos Heller. No sólo no hay acuerdo entre oficialismo y oposición sino que también parece muy difícil encontrar una solución real al problema, que excede el marco de una ley. El déficit habitacional, la inflación y la pérdida de poder adquisitivo del salario son determinantes para entender la complejidad de la cuestión. Sin fecha para su tratamiento.

   La Ley Lipovetsky fue votada hace poco más de dos años por oficialistas y opositores y el primer análisis de su resultado no fue el mejor. Notoriamente hubo -por lo menos en el AMBA- menos oferta y más dificultades para los inquilinos. Propietarios e inmobiliarias indicaron siempre que la nueva norma no era funcional y avanzó la idea de volver a los contratos por dos años y permitir una actualización semestral en lugar de la anual en vigencia.  En el debate en comisión, sin embargo, la posición de los locadores de todo el país fue muy clara en sostener el sistema actual. Un contrato por dos años los obliga a mucho más gastos de intermediación y mudanzas y rechazaron modificaciones. La pandemia, indican, marcó otra particularidad en la situación y sostienen que superada la misma llegará una natural normalización del sistema.

  El tratamiento del tema marcó el descongelamiento del Congreso tras la larga parálisis pos fracaso del Presupuesto 2022 y en su momento se fijó un plazo que venció en abril para encontrar una solución. La misma, al cierre de las deliberaciones, no está. No hay dictamen de consenso ni solución sencilla a la vista. El oficialismo avanza ahora con un proyecto muy similar al vigente pero con desgravaciones impositivas para los propietarios intentado que se flexibice la oferta y se facilite el blanqueo de los contratos. En Capital, indican algunos corredores inmobiliarios, casi el 80  % de los contratos se hacen al margen de la legislación vigente.

 Juntos por el cambio impulsa los cambios barajados al comienzo - contratos por dos años y actualización semestral- indicando que la defensa que escucharon de los inquilinos está atada a posicionamientos políticos cercanos al gobierno y no a la realidad del merdado. El interbloque Federal de Graciela Camaño y Florencio Randazzo entre otros, plantea una opción similar a esta pero sin pautas de actualización fija, que  estaría sujeta a un acuerdo de las partes y no a algún artículo del contrato. Al existir tres dictámenes ninguno puede aseverar que cuenta con la mayoría necesaria y por ende está por verse el momento de la convocatoria a sesionar y discutir la cuestión. Todos recelan de una sorpresa desagradable en el recintoi.