martes, 28 de septiembre de 2021
   
 
8/9/2021
     
Sobre-análisis

La elección del domingo es central para dirimir internas decisivas en el oficialismo y la oposición. Se juegan mucho Alberto Fernández, CFK, Macri, Larreta, Perotti y otros. Pero no corresponde, es apresurado e induce a error cualquier cálculo que vincule estos resultados con la posible conformación de las Cámaras de Diputados y Senadores a partir del próximo 10 de diciembre.

  Hay en las últimas horas mucho debate entre dirigentes, periodistas y  consultores en torno a cómo interpretar el resultado del domingo y distintos cálculos sobre la conformación de mayorías y minorías en Diputados y Senadores. El valor de la elección  pasa por otro lado, no por el número de bancas ganadas y perdidas que recién se podrá hacer con certeza el próximo 14 de noviembre a la noche.

   Habrá que mirar varias cuestiones importantes:

                                                                                          a) Porcentaje de votos de Victoria Tolosa Paz en la Provincia. Es el distrito principal y una candidata pura del Presidente. Una buena elección tranquilizará mucho a Olivos. A la inversa, multiplicará tensiones.

                                                                                           b) Elección de Santilli contra Manes. Se descuenta el triunfo del primero pero el resultado es escencial para la continuidad del proyecto presidencial de Horacio Rodriguez Larreta.

                                                                                            c) CABA: Vara muy alta para María Eugenia Vidal. Carrió sacó el 50 % hace cuatro años y su regreso desde Pcia la obligó a demasiadas explicaciones. Si no le va muy bien habrá reclamos y quejas de Patricia Bullrich y Mauricio Macri.

                                                                                             d) Leandro Santoro. Otra apuesta personal del Presidente. El FDT hace rato que no supera el 20-25 % en Capital. Si el ex radical eleva ese rango será un alivio para su principal sponsor.

                                                                                               e) Santa Fe. Cualquier resultado hará mucho ruido. Si gana Agustín Rossi pierden Alberto Fernández, CFK y Perotti. Si el resultado es a la inversa el ex Ministro de Defensa quedará claramente postergado en la interna santafesina.

                                                                                                f) Córdoba: Lugar de mayor apuesta y exposición de Mauricio Macri. Su respaldo a Negri y Santos generó malestar e incomodidad en la dirigencia local del PRO y la UCR. Si ganan Luis Juez y De Loredo puede ser un golpe impensado para el ex presidente.

       Antes de saldar estas internas es imposible cualquier cálculo sobre mayor o menor cantidad de diputados a partir de diciembre. No es tan complejo explicarlo. Está claro que Santilli va a triplicar en votos - por lo menos-  a Facundo Manes. Está asegurado que los votos del radical van a acompañar en su totalidad al candidato del PRO? Imposible saberlo ahora.  Imaginemos que Rossi le gana a Lewandowski en Santa Fe. Quién puede asegurar que quienes eligieron en la interna al segundo -muy moderado y lejos de cualquier discurso militante- acompañe al primero en la general de noviembre? La situación se repite en cada distrito muy atomizado por las internas. Los electores de López Murphy  van a votar por Vidal en Noviembre? Todos?

    Las dudas y preguntas tienen un antecedente insoslayale. En el 2015 hubo en el peronismo de la provincia una durísima interna entre Aníbal Fernández y Julián Dominguez que ganó el primero. Luego vino la general y la sorpresiva victoria de María Eugenia Vida,l donde quedó muy claro que un segmento importante de votantes de Dominguez no acompañaron en la general al candidato oficial.

     Las PASO son escenciales para dirimir internas pero no habilitan a otras consideraciones. El cálculo final del próximo noviembre se hará en otro escenario: mayor normalidad sanitaria, cierta continuiudad en la recuperación económica y menos candidatos. Imposible adelantarlo a este presente.