martes, 28 de septiembre de 2021
   
 
3/9/2021
     
Semana previa

Dura advertencia de Hugo Haime. Datos encontrados en Santa Fe y Córdoba. Ambos distritos con mucha dispersión de votos.Diego Santilli ya ganó la interna. Tolosa Paz con ventaja en la provincia. La posible aparición de sorpresas por derecha e izquierda. La difícil campaña de María Eugenia Vidal: vara muy alta y mucho tiempo explicando el regreso a CABA. Noviembre es otro mundo.

 "Los políticos tienen harta a la gente. Es una posibilidad cierta que haya baja concurrencia y votoblanquismo" Hugo Haime es un consultor con experiencia probada en decenas de elecciones y no es  habitual que se manifieste de este modo.  . Ya otros  han señalado lo trabajoso que resulta encontrar respuestas cuándo se trata de indagar sobre la intención de voto. La misma lejanía  manifiestan los encargados de puestos partidarios en  cada distrito y los propios candidatos. La apatía, la posible baja concurrencia y además el agregado de mútiples candidatos complejizan la certeza de datos duros antes del 12.

   Sí está claro que Diego Santilli definirá con mucha comodidad su disputa contra Facundo Manes. Varios trabajos indican números parecidos: 26-27 puntos para el primero y 7-8 para el médico. Habrá que ver el 12 a la noche, pero la idea general es que en la UCR se esperaba menos diferencia. Sumados están en el orden del 34 %. Victoria Tolosa Paz por su parte está en una media del 38 %. Hombres y mujeres del oficialismo indican que sus encuestadores históricos siempre mencionaron esa difererencia -entre 3 y 5 puntos -en favor de la candidata platense. Preguntado Hugo Haime si episodios cómo la foto de Olivos y el video de la docente complicaron al oficialismo explicó : "Si, afectó. No es tan claro cuantificarlo. . Y no es lo mismo el día después que luego de cierto tiempo"

   Más allá de estas precisiones, todo lo demás es menos certero. En Córdoba hay un par de encuestas que indican que Luis Juez y Rodrigo De Loredo le ganan a Negri y Santos, que también muestran por lo menos una con resultados inversos. Mauricio Macri viene sosteniendo desde hace mucho la candidatura de Gustavo Santos, su ex Ministro de Turismo y a quien imagina peleando la Gobernación en dos años. El tema es que su elección explícita enojó mucho al radicalismo local, que se dividió en apoyos separados y al propio PRO, dónde Héctor Baldassi y la Senadora Rodriguez Machado, sin espacio con Santos, terminaron con Juez y De Loredo. No es el único problema. Patricia Bullrich estará la semana que viene sosteniendo la fórmula de Luis Juez, en otro capítulo de su cada vez más notorio distanciamiento del ex Presidente.

   Santa Fe atraviesa un presente parecido en materia de incertezas. Encuestadores confiables para el Gobierno nacional dan ganador a Lewandoski (el candidato de Perotti, CFK y AF) en detrimento de Agustin Rossi. En las cercanías del ex Ministro de Defensa señalan con confianza: "Nosotros somos la militancia. El 12  marcaremos la diferencia frente a candidaturas que supuestamente representan mejor el voto indepeniente" Los números que se ven de la provincia hacen  muy difícil  prever el resultado final por la atomización y paridad. Compiten los dos peronistas, tres listas socialistas y cinco de JxC. Casi ninguno llega a dos dígitos y por la tanto las diferencias son mínimas y volubles. Si está claro que la derrota de Lewandoski representaría un alto costo tripartito para el Presidente, la Vice y el Gobernador.

   No fue una campaña cómoda para Maria Eugenia Vidal en CABA, pero va a ganar con comodidad. El punto principal es la vara muy alta. Hace cuatro años Elisa Carrió consiguió  más del 50 % de los votos y ese objetivo hoy es complicado. Más aún cuando la ex gobernadora tuvo que pasar mucho tiempo -más del previsto - explicando su salida política de la provincia. Otro factor que se mira con cuidado es Javier Milei. Pablo Romá, Hugo Haime, Ricardo Rouvier y varios más indicaron que no hay que descartar de ninguna manera la aparición de candidatos - sopresa. La ciudad de Buenos Aires es históricamente más propensa a favorecer estos fenómenos y la fuga o deriva de votos podría complicar a la ex Gobernadora mucho más que a otros.