lunes, 8 de agosto de 2022
   
 
13/8/2021
     
Cumpleaños

Entre certezas, pedidos de disculpas, decepción y temores. El gobierno frente a las consecuencias de la inexplicable celebración en plena y rígida cuarentena. Cafiero y el "Chino" Navarro. Juicio Político. Falta de cuidados a la figura presidencial. Desconcierto sobre las imágenes. Ruidos en campaña cuándo todo se concentraba en las diferencias internas de la oposición.

 "Es evidente que hubo un descuido, se cometió un error y estuvo mal".(Santiago Cafiero) "Es un error, la fiesta no debió haberse hecho. Los hombres se equivocan" "Chino" Navarro. El Jefe de Gabinete y el dirigente social que funciona cómo enlace entre el Congreso y el Ejecutivo fueron los responsables de articular los primeros pedidos de disculpas tras el incómdo silencio oficial de ayer. En el medio, durante la tarde, algunos alimentaron la vana ilusión de las "fotos truchas",  espejismo  también desmentida por evidencias duras.  El otro dato concreto y previsible es que no habrá Juicio Político al Presidente. Si por acá señalamos que era imposible separar de su cargo a Fernado Iglesias tras la denuncia de 15 legisladores,  mucho más en el caso del titular del Ejecutivo.

   La foto tiene consecuencias políticas, judiciales y abre  una serie de preguntas muy complejas de responder sobre la conducta humana. El oficialismo no tenía hasta acá demasiado para mostrar en materia de gestión a un mes de la PASO pero más o menos se las componía entre el crecimientos del ritmo de vacunación, algún atisbo de recuperación económica y -escencialmente- mirar desde afuera y con mucha atención la dura interna opositora, con riesgos ciertos de partición en algunos casos. Es cierto que la plata no alcanza, que en la sociedad hay mucha decepción y la pelea contra la inflación se pierde todos los meses, pero el desplazamiento de Macri y las declaraciones duras de Manes, Morales o Carrió corrían el eje de la escena.

   Ya se dijo que no hay margen para ningún juicio político al  Presidente, pero no se puede decir lo mismo sobre alguna denuncia judicial que apunte a su persona. La causa, dicen los abogados,es medianamente sencila: a la par que mentaba en público el Código Penal alertando sobre presuntos incumplimientos, infligía en privado esas mismas disposiciones. En ese camino, durante la mañana del viernes el fiscal Ramiro González ya solicitó la lista de todos los participantes a la convocatoria de julio.

   El tercer punto es el menos sencillo de explicar. Y el más preocupante.  En primer lugar porque no se dijo la verdad. Cuandó el año pasado se mencionó la celebración de su cumpleaños y el de Fabiola se indicó en ambos casos que había sido dentro de las estrictas normas de aislamiento vigentes.  En el caso de ella - al menos- está claro que no fue así.  Algunos defensores del Presidente, en público y privado, no convalidan lo sucedido pero tratan de explicar "Quiso quedar bien con su pareja. Está  hace mucho hiper estresado, con todo tipo de tensiones y pretendió un respiro en medio de tanto lío" La mirada complaciente no aclara sin embargo dudas varias. En el supuesto de quererer agasajar a Yáñez más allá de todas las prohibiciones vigentes y los cuestionamientos éticos, nadie percibe que las fotos pueden llegar a sumar un problema adicional inmanejable? Si se hace foco particularmente en su rostro al momento de la imagen -semi sonrisa forzada, rostro cansado - parece estar imaginando el lío enorme que sobrevendría.

   No es el único problema. Es un grupo muy reducido. Doce personas y quién toma la foto. Alguién la entregó a los medios. Tan poco control tiene el Presidente sobre la gente con quién comparte de manera privadísima un cumpleaños? El mismo dijo que en Olivos trabajan más de 150 personas cuándo hace unos dias el problema pasaba por otro lado y eran las visitas a la Quinta. Consulta: Con tanta gente en derredor, no hay nadie cerca que al menos determine que no se ingresa con celulares a una reunión privadísima con el Presidente? Nadie que alerte sobre consecuencias cantadas?