jueves, 22 de abril de 2021
   
 
15/3/2021
     
Soria Ministro

Fue el primer nombre que se manejó cómo alternativa y finalmente se confirmó hoy la designación de Martín Soria, rionegrino de 45 años, cómo nuevo Ministro de Justicia. Había asumido cómo diputado en diciembre del 2019 y desde el inicio tuvo una mirada muy crítica sobre el funcionamiento del Poder Judicial. Fue intendente de General Roca, es hijo del ex Gobernador Carlos Soria y su militancia política fue hasta aquí estrictamente provincial, manteniendo dentro del PJ reiteradas diferencias con Miguel Pichetto.

 Cómo un sino de lo que será un arduo trabajo en el Ministerio, la designación de Soria se oficializa en el marco de dos particularidades:

       a) Una larga semana de demora tras la mención inicial y la consiguiente habilitación de dudas y contramarchas sobre la designación final

       b) Ante la natural expectativa sobre el nombre de quién finalmente ocupará el lugar de Marcela Losardo lo previsible era alguna comunicación oficial desde Gobierno o a través de las redes sociales. El mecanismo elegido fue más complejo. En la tarde del lunes el Presidente grabó un programa inaugural que se verá esta noche por Canal 9 a las 23 y allí anunció el nombre de Martín Soria. Fianlizado el reportaje, poco a poco, fue trascendiendo el título más importante.  Celebratorio para los colegas, que se estrenan con el anuncio, pero está claro que no es el mecanismo más usual ni el más prolijo.

    Martín Soria puede ser definido por dos características escenciales:

                                                                                                                                a) Punto de equlibrio entre albertistas y cristinistas. Si bien se lo puede asociar con la Vice por su mirada crítica de todo el Poder Judicial, nunca fue un hombre del kirchnerismo en la Provincia y menos de La Cámpora. El referente de ese espacio allí es Martín Doñate, hoy senador nacional. 

                                                                                                                                  b) No es un académico. No es Marisa Herrera. Siempre pareció más comodo gestionando su municipio -General Rocal- que en construcciones de poder parlamentario. 

    Alberto Fernández pierde a su delegada particular en el tema donde parecía estar más cómodo pero todo indica que gana en mayor ejecución, más comodidad para la toma de decisiones.  El trabajo que debe afrontar sin embargo, es muy complejo. Puentes cortados con el máximo tribunal, la  reforma judicial paralizada en Diputados,  un oficialismo sin número en el Senado para avanzar con la designación de Rafecas y otros varios conflictos (Hornos, Stornelli) abiertos con  la familia judicial.

   El estilo demostrado hasta acá por Soria muestra a un dirigente con capacidad para avanzar. Ese es un camino posible cuándo chocás con matemáticas desfavorables? Buscará aliados? La "chapa" peronista y paterna habilita negociaciones con Maqueda o Lorenzetti?

   Cuál es el objetivo de mínima que le pidió el Presidente?  Hay estrategia para las causas judiciales que complican a la Vice?.  Martín Soria ministro.  La designación demoró muchísimo y el anuncio fue muy extraño. Ojalá todo pueda ser mejorado por la gestión.