miércoles, 21 de abril de 2021
   
 
15/3/2021
     
Más hipótesis

León Carlos Arslanián. Aníbal Fernández. Marisa Herrera. Martín Soria. La indefinición oficial en torno a la sucesión de Marcela Losardo tras una larguísima semana sigue alimentando y desgastando nombres de posibles designados. Falta de perfil. Chubut, otra diferencia interna.

  " A mi me encanta Arslanian. Tiene oficio, experiencia, se la banca  e idoneidad probada en Nación y Provincia".  El suscripto, promocionado por un dirigente de contacto directo con el Presidente, fue Ministro de Justicia con Menem a comienzos de los 90, antes titular de la Cámara Federal que condenó a Videla, Massera y Agosti y luego encabezó la reforma policial que intentó Felipe Solá en la Provincia de Buenos Aires tras las experiencias de Duhalde y Ruckauf. 

   Hubo silencio sobre cómo podría manejar Arslanian la presencia nunca discutida de Juan Martín Mena cómo Secretario o dónde podría pararse ante  miradas divergentes del Presidente y la Vice pero agregó un dato más contra la candidatura posible " Hay otro tema principal. Olvidensé. Sólo pensaba en voz alta. Tiene 79 años"

   Aníbal Fernández es otro ex. Fue Ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos hace poco más de 10 años, con CFK Presidenta.  Tiene 64 años, experiencia, oficio y ese detalle que lo emparenta con Arslanian: historia propia que evita el dilema urgente si él o la  que llega  es más de Alberto o de Cristina. Sus posibilidades sin embargo parecen inexistentes : "Sería uno de los más indicados pero no creo que hoy pase el filtro de gente muy cercana al Presidente que también opina sobre el tema. Y otro detalle clave, mucha personalidad.  Este es un gabinete donde creo que eligen otro estilo."

  Martín Soria es un candidato que sigue con posibilidades concretas más allá del estéril desgaste de un nombre instalado hace ocho dias y que nunca terminó de recibir la supuesta confirmación. Marisa Herrera es la contracara de todo lo señalado hasta acá. Historial académico importante y nada de experiencia política. Las diferencias marcan la seriedad del problema, ni siquiera está claro el perfil de quién se sentará en el despacho de Losardo.  

  El frustrante viaje a Lago Puelo tampoco fue un tema que aportara tranquiliad en las cercanías del Presidente. Para él, según narró algún interlocutor suyo en la tarde del sábado, no tuvo connotaciones graves. Para varios otros en cambio, la lista de responsables es muy notoria:

       a) Casa Militar, dependiente de la Secretaría General de la Presidencia. Es la responsable última de la seguridad del Presidente en Casa Rosada y cada uno de sus traslados.

       b) Policía de Chubut: Responsable de los informes previos sobre la situación social y clima político del lugar a visitar por el primer mandatario. En la provincia cobran con dos y tres meses de retrasos, hay demandas populares contra la decisión del Gobierno provincial de avanzar con explotaciones mineras y además están padeciendo incendios gravísimos en la zona. Alguién advirtio alguna vez sobre posibles reclamos violentos?

      c) Rol del Gobernador Arcioni. En principio su participación iba a tener el más bajo perfil posible debido a todos los problemas antes mencionados. Sin embargo  al arribar el Presidente  su rol se visibilizó más de lo esperado y el detalle generó mayor nivel de protestas y desmanes.

     d) Cómo se decidió el viaje? Nadie duda sobre el dolor general que provocan catástrofes cómo los incendios de Puelo y alrededores. En tal caso la empatía y la solidaridad de un Gobierno es escencial, pero está claro que el fuego era sólo una parte de la situación. Los sueldos impagos y la pelea entre sectores ecologistas y la minería convertían el viaje en un tema mucho más complejo que una visita solidaria.