miércoles, 21 de abril de 2021
   
 
24/2/2021
     
Primero yo

Según una encuesta de la consultora de Analía Del Franco conocida hoy el 82 % esta muy de acuerdo o de acuerdo con la decisión del Presidente de relevar a Ginés González García. La contundencia del número marca la distancia de la dirigencia con hombres y mujeres comunes. La portación de cargo u ostentación de privilegios siempre molesta e incomoda. En cuestiones de salud es inaceptable. Muchos no lo entendieron y los costos todavía no terminaron. Preocupación por lo que viene. Vacunar y vacunar.

 Incertidumbre es la palabra que mejor define el momento.  Si bien los números de la encuesta indicarían conformidad con la decisión de reemplazar a un -hasta allí- intocable cómo Ginés González García, está claro que falta todavía un trecho largo para que el tema empiece a ocupar un rol secundario.

                 a) El primer temor es que aparezcan más nombres controversiales. Buenos Aires provincia es hastá acá inobjetable. Verbitsky y Duhalde son testigos directos del mensaje oficial: Se inscriben en  el Registro Público  y los llamámos lo más pronto posible. Hay alguna mancha en el medio o todo fue así de transparente?

                 b) El estilo presidencial de avances y retrocesos discursivos es un modo de ejercer el poder, un estilo, pero también complica mucho algunos intentos de unificar la comunicación.  Su alusión al ex Ministro de Salud y a Jorge Taiana en Méjico son un ejemplo. Después de la expulsión del primero y correr al segundo del viaje hubo un rescate público de la trayectoria de ambos. Se entiende por la historia de los dos y  trata de poner un poco de calma al el enojo de la militancia menos comprensiva, pero el mensaje final termina siendo confuso.

       La precipitación de la crisis los tomó de sorpresa por el perfil de los protagonistas principales, por una reacción social que demoraron en comprender y porque se preparaban para una etapa que imaginaban más calma: Vacunas demoradas pero en camino, cierto atisbo de heterogénea recuperación, dólar en calma, clases camino a la presencialidad  y soja a 517 dólares la tonelada. Por este eje iba a pasar el Mensaje presidencial del próximo lunes y ahora saben que el escenario cambió.  Por cuestiones sanitarias y de protocolo sólo estará presente una parte de los Senadores, Diputados e invitados especiales pero el reclamo público de la oposición parece inevitable.

    La lista de los vacunados VIP es absolutamente diversa. Y parte del problema es la falta de un ordenamiento oficial mínimo. Cuál era la  prioridad? El personal sanitario, los escenciales?  En tal caso no había espacio para funcionarios estratégicos de ningún tipo. Era inevitable vacunar a los que viajaban? Correspondía comunicarlo de manera oficial. Resultaba complejo evitar pedidos de ochentosos o noventosos cómo Duhalde o Lorenzo Pepe? Canalizarlo según correspondiese en cada uno de sus domicilios particulares.

   Alberto Fernández sobrelleva su experiencia presidencial cómo puede. Con momentos de alzas y bajas en su relación con CFK ,  tratando de armonizar  la compleja convivencia con el kirchnerismo y  Sergio Massa,  una dirigencia gremial diversa que va de Daer a Moyano, los movimientos sociales y empresarios que le piden que arregle con el FMI, menos impuestos, bajar la inflación y pagar menos salarios. El episodio Ginés González García, sin embargo, fue otra cosa. El Presidente no está acostumbrado a despedir Ministros. No es un ex Gobernador o un Jefe Político clásico. Forzar la renuncia del primero  y el corrimiento de Taiana y Valdés fueron de las decisiones más complejas en casi 15 meses de Gobierno.
  La crisis provocó otro retroceso en un tema donde después de mucho tiempo  había aceptado mayor gradualidad en la exposición ante los medios. Había  decidido ralentizar explicaciones que no siempre terminan con los resultados esperados.

   La dura condena a Lázaro Báez  -dato recibido con preocupación en el kirchnerismo- saca el tema de la tapa de los diarios? Está por verse. Mientras tanto, al margen de la mayoritaria conformidad con el relevo de Ginés, llegó un nuevo dato preocupante. Otra encuesta indicó hoy que cómo consecuencia de este punto se registraron caídas en la imagen presidencial en más de 10 provincias. La sensibilidad es general.  La prosecución del tema en la agenda más importante dependerá también de lo que pase en campamentos opositories - Gerardo Morales reconoció lista VIP en Jujuy- pero también de lo que sucede con los propios.  Nuevos nombres podrían multiplicar el claro rechazo social y los costos políticos.