miércoles, 21 de abril de 2021
   
 
14/1/2021
     
Extraordinarias

El oficialismo sigue apostando a poder tratar y aprobar la Reforma Judicial que llegó a Diputados con Sanción del Senado pero nada indica hasta acá que pueda lograr el quórum y los votos necesarios. Acuerdo por biocombustibles. Señal radical por reformas al Sistema de Salud. Ley de Hidrocarburos en marzo? Relación tirante con lavagnistas.

   Diego Mestre fue muy explícito "No hay ninguna posibilidad de avanzar con la  Reforma judicial porque lo único que le interesa al oficialismo es consolidar un sistema que dependa del Ejecutivo. Menos ahora, cuándo hablan de indultos o anmistías y de presos políticos. Sería un escándalo que haya presos políticos en democracia. Lo que hay son ex funcionarios condenados por la justicia"

   Jorge Sarghini, peronista hoy referenciado en Roberto Lavagna, dijo por su parte: "No caben dudas que se debe mejorar la justicia, pero no ahora precisamente. Cualquier modificación que se intente hacer quedará teñida de oficialismo y no la estaremos apoyando de ninguna manera"

  El texto que está en Diputados y ya se votó en la Cámara Alta fue inicialmente redactado por el Ejecutivo (Marcela Losardo y Gustavo Béliz entre ellos), ampliado en el recinto por la kirchnerista María de los Angeles Sacnum (FDT Santa Fe) y devaluado por la propia Vice Presidenta indicando que "esto no es una Reforma Judicial" En esa Cámara no hubo inconvenientes por la amplia mayoría oficial pero en Diputados la cuestión es mucho más compleja. Algunos legisladores del FDT dijeron hoy que siguen confiando en una negociación de hace tres meses que incluía la designación de un nuevo Procurador y este proyecto de Ley.. Señalan  que la aparición de Elisa Carrió apoyando a Rafecas terminó frustrando el paciente acuerdo que intentaban construir. El extraño apoyo de la chaqueña al actual Juez Federal obedeció, según ella, a evitar males mayores "Respaldemos a Rafecas que dentro de todo no es un mal magistrado antes que lo reeemplacen por Oscar Parrilli" Parte de aquél intento de consenso -recuerdan hoy- fue el encuentro que sostuvieron en Olivos Alberto Fernández, Martín Lousteau y Enrique Nosiglia.

   Los números que maneja el bloque presidido por Máximo Kirchner no son los más auspiciosos en un marco de rechazo opositor cómo expresan Mestre y Sarghini. Tienen 118 diputados propios y necesitan 11 más.  Podrían  llegar a contar con  los 6 del espacio que encabeza Jose Luis Ramón y luego todo se complica. El Interbloque que reune a lavagnistas, cordobeses y algunos representantes de partidos provinciales está integrado por 11  y según Sarghini ninguno apoya la Reforma. Tampoco parece sencillo pedirle el respaldo a legisladores que responden a Gobernadores amigos cómo Gerardo Morales  o Gustavo Valdés.

  El proyecto, recordamos, amplia escencialmente los juzgados federales de la Capital, crea otros nuevos en varias provincia y fortalece el rol de los Fiscales en la tramitación de las causas. Podría haber alguna negociación técnica con Juntos por el Cambio u otros opositores tratando de sumar voluntades? Si. El problema es que el proyecto tiene al Senado cómo Cámara de iniciación y si hay  modiicaciones es muy posible que, con mayoría propia, el FDT vuelva a votar el proyecto original.

  Junto con esta Reforma donde escasean las posibiliades de acuerdos hay otros tres temas donde sí es más factible encontrar coincidencias entre Massa, Kirchner, Ritondo y Negri: En Biocombustibles, etiquetado frontal de alimentos y Derechos del Consumidor las diferencias son manejables y los tres proyectos serán parte de esta etapa de Extraordinarias tras resolver cuestiones de Protocolo, otra vez en discusión sobre presencialidad o no tras el incremento de casos de Covid 19.

   Si en el tema Justicia no hubo guiños públicos que favorezcan al oficialismo, en Salud la cuestión fue diferente. Sorpresivamente para algunos en el día de ayer el tucumano José Cano (UCR) dijo que le parece "valioso" el anuncio de la vice presidenta en torno a que hay que buscar un "funcionamiento  que unifique los tres sistemas que conocemos hoy: público, privado y de obras sociales".  Especificamente Cano indicó que el proyecto debería servir para una "impostergable regionalización de la salud. La coordinación de esfuerzos es sumamente necesaria y no tendríamos ningún problema en sentarnos a dialogar". El proyecto, recordamos, fue solamente enunciado por Cristina Fernández y no está en extraordinarias.  Y también es verdad que rápidamente motivó el estado de alerta en la dirigencia gremial y empresarios a cargo de la prestación privada.

  Otro dato sensible en materia legislativa lo aportó el neuquino Carlos Albero Vivero, reemplazante del Secretario de Energía Sergio Martinez. Indicó que "muy posiblemente en marzo estemos presentado un nuevo proyecto de Ley de Hidrocarburos". Agregó que el mismo deberá ser consensuado antes con el Ministro Guzmán y el Presidente pero ya están trabajando en la norma. Indicó que en la misma hay precisiones sobre explotación convencional y no convencional, nivel de inversión, remesa de utilidades, tarifas y convenios laborales." La norma llegaría además en un momento donde, por ahora de manera silenciosa, empieza un debate sobre el nivel de incremento de los servicios. Guzmán y Martinez mas cerca de acompañar el nivel de inflación con el consiguiente subsidio a los sectores mas golpeados económicamente y otros que prefieren un nivel de aumento mas bajo y alineado con salarios.

  El poco acompañamiento legislativo  y las críticas del ex Ministro sobre fin de año tensaron el vínculo entre el lavagnismo y el  Gobierno, motivando el alejamiento de un director del Banco Central sugerido por ese sector.  Después de escuchar la dureza de Sarghini en torno a la Reforma Judicial indicaron desde el oficialismo que podría acentuarse ese distanciamiento.