jueves, 03 de diciembre de 2020
   
 
11/11/2020
     
Previsible

Hace por lo menos una semana que estaba el dato e incluso, menos común, el nombre y apellido de su reemplazante. Renuncia sin sorpresas de María Eugenia Bielsa en el Ministerio de Desarrollo territorial y hábitat y llega en su lugar Jorge Ferraresi, hasta aquí intendentes de Avellaneda y muy cercano a Cristina Fernández de Kirchner. Historia de un final anunciado. El rol de los jefes comunales. La interna santafesina. La pandemia.

  Es cierto que es arquitecta y conocía de planes de vivienda, pero la Ministra había llegado hasta el lugar que ocupó durante  11 meses  básicamente, cómo el resultado final de un trabajoso acuerdo político tejido entre los intereses de la Provincia y Nación. Desde hace largos 15 años Bielsa es una dirigente de prestigio en Santa Fe y en tal carácter fue vicegobernadora de Jorge Obeid antes de los 12 años de gobierno socialista. En este tiempo siempre sostuvo un respaldo electoral importante y también manifestó su poca voluntad de acuerdo con otros sectores del peronismo. En ese marco se recuerdan sus enfrentamientos con Agustín Rossi y negativas a la propia Cristina Fernández cuando intentó la búsqueda de alguna alternativa de unidad.

  El año pasado cambiaron las cosas. El único camino para apostar a una victoria de Omar Perotti y terminar con la continuidad socialista era conformar el mayor marco de alianzas posible. Bielsa se negó en un principio pero participó de las primarias y, derrotada, se sentó a conversar. Ganar Santa Fe era clave para que Fernández y Fernández pavimentaron su camino hacia octubre del año pasado. El hoy Presidente y Rafael Bielsa fueron compañeros de gabinete con Néstor Kirchner y el detalle también empujó el acuerdo. Ya en esos diálogos quedó configurado el futuro Ministerio Muy pronto el entonces candidato ya mencionaba en campaña dos nombres cantadas para el futuro gabinete: Daniel  Arroyo y María Eugenia Bielsa.

  El ejercicio del cargo nunca fue sencillo. En lo macro estaba la convivencia con el Ministerio de Obras Públicas y un intento de diálogo con un Martín Guzman con la cabeza puesta en urgencias mas sensibles cómo el acuerdo con privados, la negociación con el FMI y un dólar que llegó a los 195 pesos. En marzo había llegado la pandemia y tampoco la construcción de viviendas parecía una prioridad. . A  este conjunto de elementos,  desde el Gobierno, señalan dos debilidades de gestión: dificultades para el diálogo y la articulación de proyectos dentro del propio Ministerio  y excesiva mora en la designación de cargos y ejecución de partidas. Durante la larga tramitación de la toma de Guernica no  apareció nunca demasiado cerca de la situación y a partir del desalojo se multiplicaron las voces que anunciaban su fin de ciclo.

  Jorge Ferraresi  es el Jefe del peronismo en Avellaneda y un kirchnerista histórico. Muy ligado siempre a la ex presidente, particularmente  en los cuatro años de Gobierno de Macri. Además de haber sido ya en su ciudad Secretario de Obras Públicas, su designación marca un punto de equilibrio con otros intendentes de mucha cercanía al Presidente cómo "Juanchi" Zabaleta y Martín Insaurralde. Su número dos sería otro jefe comunal, en este caso de Navarro. El conjunto de mandatarios municipales - mas allá de la pertenencia al Frente de Todos o Juntos por el Cambio- apuesta ahora a que el Ejecutivo nacional postergue  la aplicación de la ley impulsada en la provincia por  María Eugenia Vidal disponiendo un tope máximo de ocho años para el ejercicio de dicha cargo.