jueves, 24 de septiembre de 2020
   
 
08/09/2020
     
¿Burbuja?

Oficialismo y oposición tratan de destrabar en este momento el funcionamiento de la Cámara de Diputados. Hay temas decisivos esperando: Presupuesto, Impuesto a la Riqueza, Alivio de deudas provinciales y los pendientes de la sesión pasada que precipitó la crisis. Hay voluntad de diálogo pero el declaracionismo de Macri y Carrió y la insistencia del oficialismo en tratar la Reforma Judicial son los mayores condicionantes de alguna salida negociada.

 La crisis de la semana pasada hizo que Juntos por el Cambio debata  todavía si judicializa o no la Sesión. En la historia del Congreso estas instancias nunca han prosperado y el Poder Judicial siempre indica que los temas parlamentarios se resuelven en su propio ámbito, pero la oposición todavía no declinó esa opción. Si avanza puede generarle un problema al oficialismo pero también hay daño interno. De manera virtual -sin que Juntos por el Cambio participara de la votación - se aprobó un Proyecto de Fomento al Turismo y otro de mayores sanciones para la Pesca furtiva en el Atlántico Sur. Si deciden avanzar en la Justicia complican a Alberto Fernández pero dejan sin una herrramienta imprescindible a los propios: Gobernadores cómo Morales en Jujuy, Suárez en Mendoza, Valdés en Corrientes y el propio Horacio Rodriguez Larreta aguardan este apoyo clave para uno de los sectores mas golpeados por la pandemia. Lo mismo sucede con el tema de la pesca, donde en el proyecto trabajaron particularmente diputados opositores de Chubut y Santa Cruz.

  El recorrido de este año hasta la semana pasada indica que un acuerdo no es imposible. El diálogo Massa-Negri-Ritondo-Máximo fue permanente. En la reunión de esta tarde noche participan además Wado De Pedro y Carlos Heller. El primero para seguir discutiendo un alivio financiero a provincias opositoras y el segundo por detalles y precisiones vinculadas al Presupuesto que ingresa la semana que viene. Por el mismo tema es muy posible también una visita de Martín Guzmán para dentro de muy poco. Opciones para volver a sesionar en conjunto y evitar papelones cómo el martes pasado hay varias:

                                    a) Acordar encuentros presenciales para temas cómo Reforma Judicial, Prespuesto e Impuesto a la Riqueza. Habría que encontrar un lugar mas grande que el recinto (podría ser el CCK) y  aquellos diputados que por razones de salud no puedan estar presentes lo harían de manera virtual.

                                    b) Temas menos controvertidos podrían seguir siendo debatidos y votados de manera virtual.

                                    c) La tercera opción es muy impulsada por varios sectores: Acordar una maratón de proyectos a ser votados todos de manera presencial durante 40 dias y en ese lapso los legisladores permanecerían en la Capital Federal, evitando opciones de contagio en cada uno de los traslados.

     Opciones hay muchas y también, entre los diputados, voluntad política. El problema principal es otro. Juntos por el Cambio se imagina a Alberto Fernández y Cristina Kirchner dejando de lado por un tiempo el proyecto de Reforma Judicial que ya tiene media sanción en el Senado y esa posibilidad parece hoy inimaginable: "La oposición está para oponerse, no para ejercer el derecho a veto" es la respuesta rápida de todo el oficialismo. Del lado de Juntos por el Cambio la virulencia verbal escaló alto los últimos dias. Mauricio Macri dijo en una reunión del lunes "Si querés tener una posición dialoguista, Cristina Kirchner te lleva puesto". NI hablar de Elista Carrio. Indicó que la Senadora mendocian Anabel Fernández Sagasti es "Un soldado de Hitler" y dijo que "Sergio Massa es Golpista".  

   Los sectores dialoguistas no son sólo los nombrados. Corresponde sumar a  representantes del larretismo cómo Alvaro González, aquellos vinculados a Monzó, varios radicales y el propio Maximiliano Ferraro, jefe del bloque de Carrió, pero habrá que ver si queda espacio para coincidencias  un marco general que hoy parece bastante lejano de consensos mínimos.