martes, 04 de agosto de 2020
   
 
29/07/2020
     
Mochila

Alberto Fernández dio a conocer esta tarde el Proyecto de Reforma Judicial y la integración del Consejo Consultivo que opinará sobre posibles cambios en la Corte Suprema y el Consejo de la Magistratura. Antecedentes complicados en la materia para el oficialismo. La necesidad de modificaciones en la Justicia parece indiscutible pero estuvieron ausentes hoy los integrantes de la principal oposición y la mayoría de los Jueces del Supremo Tribunal. Carlos Beraldi, entre la academia y la política. Reforma y Consejo asuntos separados? Los 12 juzgados Federales de Comodoro Py pasarían a ser 46.

 El funcionamiento de la Justicia  es el  tema que mas conoce el Presidente  -abogado de profesión desde hace más de 30 años - y en las posibles reformas hoy anunciadas trabajaron tres de las personas con las cuáles tiene mayor afinidad intelectual: Gustavo Béliz, Marcela Losardo y Vilma Ibarra.  El primero ya denunciaba la connivencia de jueces federales y los Servicios de Inteligencia controlados  por Stiusso en los albores del Gobierno de Néstor Kirchner -cuando él era titular de Justicia- y motivo escencial de su  radicación en EEUU:. Losardo es su socia de toda la vida en Estudios compartidos y la actual Ministra.  Vilma Ibarra su Secretaria Legal y Técnica y puntillosa revisora de leyes y decretos del PE. El desafío para el Gobierno es enorme y el comienzo no es el mejor: Juntos por el Cambio (en su conjunto) y cuatro miembros de la Corte decidieron no participar de la convocatoria. Los motivos del rechazo opositor pasan por cuestionar el momento (plena pandemia) hasta suponer que el único motivo de la reforma es proteger en términos judiciales a la Vicepresidenta. Los Jueces de la Corte no explicitaron causas para el faltazo pero está claro su incomodidad con cualquier proyecto evaluatorio del Consejo Consultivo. 

   Hace siete años el kirchnerismo en el poder tuvo un grave tropieza cuanto intentó también una Reforma Judicial sustentada escencialmente en modiicar el sistema de elección del Consejo de la Magistratura. El momento no era el mejor porque CFK transitaba su segundo mandato sin reelección a la vista, la economía mostraba signos de agotamiento y escencialmente porque el arquitecto de las modificaciones imaginadas -Julián Alvarez, secretario de Justicia en ese momento- impulsó un proyecto consensuado con casi nadie que terminó siendo rechazado por la propia Corte Suprema presidida en ese momento por Ricardo Lorenzetti. Alberto Fernández está obligado a transitar otro camino pero el inicio parece anunciar rispideces notorias.

   La Justicia Federal es indiscutible que necesita cambios urgentes. Desde sus inicios post reforma del 94 la mayoría de los Jueces que pasaron por Comodoro Py fueron funcionales al poder político. Norberto Oyarbide y Claudio Bonadío pueden ser sus apellidos más representativos pero lo sucedido en los últimos días también es muy ilustrativo. Hace tres años Gustavo Arribas estaba muy comprometido con denuncias en su contra de un arrepentido brasileño en el marco de la Investigación del Caso Odebrecht. El amigo del Presidente jamás pudo justificar el dinero depositado en sus cuentas pero era el titular de la AFI en plena gestión Cambienos. Canicoba Corral lo sobreseyó rápidamente y causa cerrada mas allá de los enojos y el malestar público del Fisal Delgado intentando reabrir la investigación. Ahora a la inversa. El Presidente es Alberto Fernández y en la seman de su retiro definitivo el mismo Canicoba procesa en dos causas separadas a Guillermo Dietrich y Nicolás Dujovne. El estilo y las formas de Comodoro PY. Urgencia para resolver cuándo te toca el llano y cajoneos eternos mientras estás en el Poder..

   Las coincidencias sobre esta forma de manejarse de la Justicia pueden ser muy amplias, pero no va a ser sencillo para el oficialismo esquivar el aislamiento. La idea del proyecto es adicionar a 12 juzgados federales, 11 más del fuero penal económico. Quedarían 23, pero cómo cada uno tiene dos Secretarías el número final de juzgados sería 46. El efecto concreto  es diluir  el poder  de  sólo 9 jueces federales (hay tres vacancias por fallecimiento, renuncia y jubilación) que tramitan las causas de mayor impacto en materia de corrupción politica. El diagnósitco puede ser compartido,  pero lo que ve la oposición es una poderosa herramienta a ser utilizada por el oficialismo en la designación de los juzgados vacantes y por eso ya anticipa su rechazo.

   Un detalle  clave a observar para que el proyecto no sea visto cómo un ensayo exclusivo del Frente de Todos es mirar el comportamiento de Graciela Camaño. El eventual consenso o no con la lavagnista marcará un rasgo distintivo. Si apoya,  sólo Juntos por el Cambio representará  la oposición mas dura.   Si no hay acuerdo con ella - el rol de Massa será crucial-  el Frente de Todos  quedará mas aislado empujando el proyecto,

   Número por número impulsar la reforma en Diputados y Senadores no parece imposible. Explicitar el rol del Consejo Consultivo resulta más trabajoso.  A la oposición política y empresaria le preocupa doblemente una posible modificación de la cantidad de miembros de la Corte por dos motivos: a) Están muy cómodos con Carlos Rosenkranz. En la historia del máximo tribunal hay  muy pocos con el perfil del Presidente, titular por décadas de un Estudio dedicado a la defensa de grandes clientes. Generalmente provienen más del campo académico o politico .

                  b) También conocen a los otros cuatro  (Lorenzetti, Maqueda, Highton de Nolasco y Horacio Rosatti) y han tenido globalmente un buen vínculo tanto en tiempos  de Cristina Fernández de Kirchner cómo de  Mauricio Macri.

         El problema principal del Consejo Consultivo en términos políticos es Carlos Beraldi. Abogado de impecables antecedentes e inobjetables capacidades es además el defensor personal de la actual Vicepresidenta. El oficialismo podrá mostrar sus logros académicos y señalar con razón que en la Justicia todos tienen algún sentido de pertenencia. Que la neutralidad no existe. Para la oposición política y mediática -sin embargo. el vínculo con su clienta será decisivo para estar siempre en la vereda de enfrente de cualquier proyecto que lo incluya.