jueves, 24 de septiembre de 2020
   
 
24/06/2020
     
Tregua

Máximo Kirchner acordó un proyecto para promover la donación de plasma con la conducción del bloque PRO encabezada por Christian Ritondo y se habilitó de este modo el funcionamiento de una Cámara de Diputados trabada a partir de la fallida expropiación de Vicentin y donde tampoco pudo avanzar el Impuesto a la Riqueza.

   La decisión fue sorpresiva. El uso del plasma parece ser hasta acá una camino positivo para solucionar casos graves de coronavirus y la recuperación de Martín Insaurralde una prueba concreta. El mundo cientifico sin embargo  todavía no tiene una opinión unánime. Hay médicas e investigadores muy partidarios de su uso y otros cómo el Dr. Eduardo López, uno de los asesores del Presidente, que  no niega nada pero pide evidencias menos circunstanciales. En un marco mas políticos el Jefe de Bloque del oficialismo tomó un proyecto de uno de sus compañeros promoviendo la donación de los que ya padecieron el Covid 19 y lo habló con su par Christian Ritondo y éste  con la vice de la comisión de Salud Carmen Polledo. Los dos rapidamente aceptaron debatir el tema en comisión y el proyecto ya tiene dictamen -se consiguió ayer- y hoy será tratado y aprobado en Diputados. Tiene el respaldo de mas de dos tercios de la Cámara y por lo tanto no necesita esperar los siete dias reglamentarios post despacho de comisión. "Lo importante en este momento es salvar vidas " dijo Carmen Polledo y agregó "en temas cómo estos nunca hay dudas en materia de construcción de consensos"

  En la sesión de hoy jueves también hay acuerdo entre oficialismo y oposición para aprobar otros dos proyectos: Teletrabajo y Economía del conocimiento. El primero puede tener algún artíiculo votado en disidencia por Juntos por el Cambio pero no mucho mas. Es un proyecto vinculado al presente mas riguroso donde se legisla sobre el derecho del trabajador a la desconexión y a la asistencia de las empresas a teletrabajadores por uso de energía eléctrica y otros costos cuando las tareas se realiza desde el domicilio particular. Un punto de diferencias entre oficialismo y oposición es la reversibilidad. El proyecto habla del derecho del trabajador a volver a la sede laboral cuándo así lo desee y el PRO plantea que es indispensable el consentimiento de la patronal. El tercer tema de la jornada será "Economía del conocimientoi". El nombre nunca estuvo muy en claro porque en realidad se trata de un proyecto sobre empresas tecnológicas donde un modelo posible es Mercado Libre. Este proyecto ya había sido aprobado en tiempos de Mauricio Macri pero fue suspendido en la gestión de Alberto Fernández. Se hicieron revisiones y hoy se trata otra vez -para ser aprobado- en Diputados.

   Más allá de los tres proyectos a debatir y aprobar, que al oficialismo le sirven para mostrar actividad en un tiempo plagado de malas noticias, es interesante seguir el decurso político de Máximo Kirchner. Habla con todos y apareció con este proyecto consensuado en el momento de mayor complicación del Gobierno y de mucha tirantez cón la oposición por el intento frustrado del expropiación de Vicentín.  El hijo de Néstor y Cristina en un rol reclamante y a la izquierda del presidente es un foco de tensión claro para Alberto Fernández. Un Kirchner buscando puentes y acuerdos puede resultar esencial para este complicado momento.